Vladimir Peña y Luis Fernando Camacho cruzan palabras por el caso ‘publicidad fantasma’

Peña acusó al actual gobernador de romper la alianza que tenía con Demócratas y recordó que durante las elecciones subnacionales de 2021 la agrupación política de Costas no presentó candidato a la Gobernación cruceña para dejarle el camino libre a Camacho
Ariel Melgar Cabrera

El secretario de la Gobernación de la gestión de Rubén Costas, Vladimir Peña, y el actual gobernador, Luis Fernando Camacho, intercambiaron acusaciones este jueves por el caso ‘publicidad fantasmas’, por el cual están siendo involucrados tres líderes del partido Demócratas: Rubén Costas, Roly Aguilera y Manuel Saavedra.

Peña acusó a Camacho de romper la alianza que tenía con Demócratas y recordó que durante las elecciones subnacionales de 2021 la agrupación política de Costas no presentó candidato a la Gobernación cruceña para dejarle el camino libre a Camacho.

“Como ustedes saben Demócratas no presentó candidatos para allanarle el camino a Camacho (…) Este siempre quiso matar (políticamente) a Rubén Costas y ese es el tema de fondo”, comentó.

Además, consideró que es un exceso que le Fiscalía pida la detención preventiva por seis meses del exgobernador Rubén Costas, pues aseguró que en su caso no existe peligro de obstaculización, ni de fuga. Asimismo, dijo que el proceso debe investigarse de manera transparente y sin “atropello”.

No hay porque culpar al MAS de esto, porque no fue el MAS que denunció. Yo solo pido que se investigue y que no se cometa excesos, las pruebas están ahí, hay que obtenerlas de las investigaciones. Costas ya no es gobernador, por lo tanto no puede obstruir, no puede obstaculizar y nunca se ha dado a la fuga en estos 15 años que ha tenido otros procesos. Así que considero que pedir su detención preventiva es un exceso inadmisible”, agregó.

Por su parte, el gobernador Luis Fernando Camacho manifestó que Peña trata de justificar “un hecho de corrupción” que se cometió dentro de la gestión de Demócratas, por lo que consideró que no “tiene moral ni valores”.

“Cualquier justificativo no corresponde dentro del marco de los valores, es como que venga una persona y quiera justificar a un violador. El violador es violador y hay que denunciarlo. Si quieren que no denuncie están en un error, porque es mi obligación como autoridad denunciar la corrupción”, señaló.

Asimismo, la autoridad departamental dijo que no callará por los hechos irregulares que se descubran y recordó que denunció a la gestión de Demócratas porque se encontraron los elementos suficientes, los cuales fueron corroborados por las investigaciones de la Fiscalía.

“Tenemos la obligación como autoridad de denunciar cualquier hecho de corrupción, ahora, si quieren que me calle ante este hecho de corrupción, no lo haré porque yo no soy de Demócratas”, enfatizó.