Abogado denuncia direccionamiento en procesos contra Jeanine Áñez y confirma que aún no puede dictarse sentencia

Valda anticipa otros recursos para denunciar el “prejuzgamiento político” de la expresidenta de Bolivia. Señala que el Tribunal Constitucional se precipitó a rechazar el recurso anterior

 

 

Fuente: El Deber
Jesus Alanoca
 

Jorge Valda, uno de los abogados de Jeanine Áñez, denunció este martes un “direccionamiento” del Gobierno en los procesos abiertos contra la expresidenta y confirmó que no puede existir una sentencia en el caso “golpe II” hasta que se resuelva el recurso de complementación y enmienda presentado ayer en Sucre.

El jurista acusó a autoridades nacionales de presionar para que se agilice la causa contra la exautoridad, que está paralizada desde el 4 de mayo. También advirtió irregularidades en el primer rechazo comunicado por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

“Se ha presentado un recurso de complementación y enmienda ante el rechazo de la acción de constitucionalidad. El presidente del TCP anunció que la comisión de admisión había admitido, que debía pasar a Sala Plena, pero una hora más tarde, señaló que en los próximos 10 días recién se pronunciaría la comisión, lo que sorprende y llama la atención es que, a raíz de la presión del Gobierno, se saca una precipitada resolución”, dijo en entrevista con ‘Influyentes’ de EL DEBER Radio.

Sostuvo que la determinación del ente constitucional objeta el recurso no por el fondo sino porque el tribunal de La Paz no remitió todos los antecedentes. “Es una excusa para no asumir la responsabilidad de conocer el recurso, por eso se presenta el recurso de complementación”, acusó, indicando que una resolución puede tardar entre seis y ocho meses, y en este caso, se la sacó en menos de 10 días.

La entrevista:

“Existe una dinámica en el sistema de justicia que son las mismas autoridades que emiten un comunicado, señalaron que debía asumirse la sucesión constitucional, ahora se convierte en un tribunal inquisidor, no se respetan los turnos, suele demorar seis a ocho meses, pero en este caso no pasaron ni 10 días, y por presión emiten la resolución”, acotó.

Denunció que existe una sentencia preelaborada contra Áñez, que corresponde a “un prejuzgamiento político” y anticipó que, como defensa, “agotaremos todo recurso que la ley reconoce como válido, se trata de no reconocer una justicia inconstitucional y política”.