Los concejales de Comunidad Autonómica, autoidentificados como la Bancada de Gary Áñez, aseguraron que no ocuparán ningún cargo dentro del directiva del Concejo Municipal para la gestión 2022-2023, por considerarla ilegal.

Los ediles opositores al alcalde Jhonny Fernández argumentaron que se violó una vez más, el reglamento interno y la certificación oficial emitida por el Tribunal Electoral Departamental (TED), que los declara como la primera mayoría con 36 mil votos por encima de los concejales de la minoría UCS, MAS y Demócratas respectivamente.

El concejal Juan Carlos Medrano, jefe de la bancada, realizó el anuncio, acompañado de sus correligionarios. Asimismo, adelantó “que continuarán con las medidas legales para hacer respetar la ley y la voluntad popular del pueblo cruceño que a través del voto los eligió para fiscalizar y transparentar la gestión municipal”.

“Si es necesario presentaremos otro Amparo Constitucional o demandas penales que correspondan, para hacer respetar la legalidad y el voto”, concluyó Medrano.