Conflicto básquetbol: Comité olímpico pide respetar la autoridad federativa

El Comité Olímpico Boliviano (COB), a través del presidente, Marco Arze, pidió ayer a los clubes disidentes retroceder en su plan de colocar en marcha la Liga Nacional de Básquetbol por encima de la Libobásquet, torneo de la rama masculina convocado por la Federación Boliviana de Básquetbol (FBB).

“Si no ceden ambos habrá dificultades y espero que sí puedan sentarse a encontrar soluciones, pero, básicamente, respetando la autoridad de la Federación nacional, de su directorio y el criterio de su presidente (Luis Coronado)”, declaró Arze, a tiempo de recordar que el COB respeta la autonomía técnica y administrativa de cada Federación.



Sin dar ni un paso atrás en su decisión, la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) tiene como fecha de inicio el 17 de junio con diez clubes; mientras la Libobásquet de la Federación fijó el 7 de junio como el día del inicio de su competencia.

Con estos torneos en puertas, Arze indicó que tantos jugadores como entrenadores y jueces corren el riesgo de recibir sanciones, ya que “se están sometiendo a meterse a una Liga que no está avalada por su Federación y la Federación tendrá que tomar recaudos jurídicos para proteger, en este caso, lo que es su autoridad”.

La aparición de la empresa L&Q Sports TV Rights, como auspiciador de la Liga Nacional para la televisación de los partidos, fue una buena noticia en su momento, pero dividió a la Federación y a un sector de los clubes.

“Esto hay que saberlo matizar y ver cómo beneficiar al deporte, y eso tiene que ver la dirigencia actual y los clubes”, indicó Arze, a tiempo de indicar que en este conflicto la FIFA Américas dará respaldo a la Federación, “eso está claro, es la que representa”.

Libobásquet

La Libobásquet nació en 2013 durante la gestión de Arze, como presidente de la FBB. “Fue el mejor producto deportivo y financiero de toda la historia del baloncesto y deberíamos apoyarlo todos”, declaró el dirigente cochabambino.

Los clubes disconformes mencionaron que uno de los motivos para cobijarse en la Liga Nacional era por los ingresos económicos, ya que en la Libobásquet el gasto era mayor en relación al premio por salir campeón, por lo que resultaba difícil sostener un equipo.

Arze no opina de la misma manera:” En nuestra Libobásquet le hemos dado toda la venta de las entradas (a los clubes), que no digan que no tenían ingresos. Toda la venta es para ellos, para que paguen entrenadores y jugadores. Algunos hacen buen mercadeo, los que están de últimos reciben un ingreso menor, esa fue la modalidad aprobada y concentrada”.

El dirigente recordó que en su gestión los clubes participantes de la Libobásquet aportaban con 2.500 bolivianos, de ahí salía el premio al campeón y se cubría el resto de los gastos.

Fuente: lostiempos.com