Dar amnistía no es la respuesta, dice la Cámara Automotor que ve un blanqueo de dinero en la internación de vehículos ‘chutos’

 

 



Erick Saavedra, presidente de la Cámara Automotor de Bolivia, indicó que más de medio millón de autos indocumentados circulan en Bolivia, un dato que refleja solo los últimos cuatro años, lo que produce un daño económico al Estado, por la evasión impositiva, que va entre los 800 y 1.000 millones de dólares.

Con estos antecedentes, el sector rechaza cualquier postura que busque una amnistía para estos motorizados denominados ‘chutos’.

Peor no solo un tipo de afectación económica es lo que produce la internación de los indocumentados, dice Saavedra, pues “mucho de ellos ya no sirven” al ser rodados, que han cumplido su ciclo y que ahora se convierten en máquinas que contaminan el medio ambiente, además que no representa una seguridad para el usuario ni activa (en movimiento), ni pasiva (estacionado).

 

Identificó además que este negocio ilegal representa un «lavado de capitales» pues no se tiene registro de como ingresan estos recursos al país.

“Entendemos que la población tiene derecho a un transporte digno, pero el país y los usuarios también tienen que tener un vehículo eficiente y amigable con el medio ambiente y que no dañe la economía del país. No creemos que una amnistía sea la solución”, enfatizó.

Considera además que las fronteras de Bolivia son demasiado grandes y la Aduana no tiene la capacidad humana de controlar y “segundo, este es un negocio muy lucrativo para el lavado de capitales”.

“Hay gente que ha comprado un vehículo esperando que haya una amnistía, pero alguien ha creado esta falsa ilusión para lucrar con esta situación”, dijo.

“La solución no viene con la amnistía, sino ver como descartar estos vehículos, ver de crear un modelo el cual la importación de vehículo sea más eficiente, más barato, Bolivia cobra un 43% de impuesto, el más alto de la región, para importar un vehículo siendo que Bolivia no tiene fábricas», apuntó.

Saavedra considera que si tenemos un proyecto en el cual se tenga un vehículo social para el consumidor, que sea seguro, nuevo y accesible, “ahí muere este problema, pero como hay muchos intereses de por medio, dar solución no les interesa”.