El Gobierno chileno advirtió que las Fuerzas Armadas “responderán” si son atacadas durante el estado de emergencia en el sur

El ejecutivo de Gabriel Boric impuso la emergencia en la Macrozona Sur ante un aumento de la violencia. “No queremos víctimas civiles como tampoco uniformados ni carabineros”, dijo la ministra del Interior de Chile, Izkia Siches

Fuente: Infobae

El Gobierno de Chile advirtió que si se producen altercados en la Macrozona Sur, donde impera el estado de excepción, y las Fuerzas Armadas son atacadas, estas se verán obligadas a “responder”.



“Evidentemente en el caso de ser atacadas van a tener que responder y defender su vida”, aseguró la ministra del Interior de Chile, Izkia Siches, según recogó el viernes el diario local La Tercera.

El Ejecutivo chileno anunció esta semana la imposición del estado de emergencia en la Macrozona Sur y que permitirá a los militares chilenos “resguardar rutas y caminos” para hacer frente a la situación de violencia en La Araucanía, la región chilena con mayor concentración de indígenas mapuche.

Militares volvieron a patrullar la región de La Araucanía, en el sur de Chile (AFP)

Sin embargo, Siches insistió en que la medida es un “parche”, pues “no soluciona los problemas de fondo” que afronta esta zona del país ya que “el crimen organizado, el robo de madera o el narcotráfico” son asuntos que “no se van a resolver”.

“A veces se piensa que los militares van a resolver el problema en La Araucanía y eso no es efectivo, lo hemos visto en los últimos seis meses. En realidad, es algo que permite asegurar las rutas, conducir rutas seguras para el libre desplazamiento, pero no mucho más que eso”, ha añadido la ministra del Interior.

Más allá de esto, Siches remarcó su oposición frontal, y la del Gobierno, ante cualquier tipo de enfrentamiento con las Fuerzas Armadas, y recordó que el Ejecutivo “siempre” ha apelado al diálogo.

No queremos víctimas tanto civiles como tampoco uniformados ni carabineros”, zanjó.

Los militares monitorean las rutas del sur de Chila ante un aumento de la violencia

“Si se quieren utilizar esa demandas (de los pueblos indígenas) para enfrascar o disfrazar el crimen organizado, el narcotráfico u otros eventos delictivos (…) nuestro Gobierno va a ser claro, enfático y no va a descansar en perseguir y encontrar a los responsables”, concluyó.

Los militares volvieron a patrullar la región de La Araucanía, en el sur de Chile, el pasado miércoles, tras la orden que dio el presidente Gabriel Boric después del incremento de la violencia en la zona en medio de reivindicaciones de tierras de indígenas mapuches.

Las fuerzas militares ingresaron a la región de La Araucanía, a unos 600 km al sur de Santiago, a partir de la noche del martes y eran visibles en varias rutas de esta zona, donde igualmente de madrugada se registraron ataques incendiarios.

Izkia Siches, ministra del Interior de Chile

La orden de volver a militarizar la región de La Araucanía y algunas localidades de la vecina región del Biobío, la dio el lunes el presidente Boric, que debió dar marcha atrás a su intención inicial de no volver a recurrir a esta medida -instaurada por su antecesor, el conservador Sebastián Piñera- para resguardar el lugar.

Boric intentó sin éxito lograr la aprobación en el Congreso de un “Estado de Emergencia Intermedio”, que le permitiera desplegar militares solo en algunos lugares.

(Con información de EuropaPress y AFP)