Encontraron más de 500 kg de cocaína en una planta de Nespresso en Suiza

La policía decomisó sacos de café en grano que habían llegado de Brasil a la fábrica de Nestlé en Romont, en el oeste del país alpino

Fuente: Infobae

Más de 500 kilogramos de cocaína con un valor estimado de más de 50 millones de francos suizos (50,65 millones de dólares) se encontraron en un contenedor de sacos de café en grano para la fábrica Nespresso de Nestlé en Romont, en el oeste de Suiza, dijo el jueves la policía cantonal.

Nespresso informó a la policía el lunes por la noche que el personal había encontrado una sustancia blanca indefinida mientras descargaba sacos de granos de café que acababan de llegar de Brasil, dijo la policía en un comunicado.



Los análisis mostraron que la sustancia era cocaína.

“La sustancia en cuestión no entró en contacto con ninguno de nuestros productos o equipos de producción utilizados para fabricar nuestros productos”, dijo Nespresso en un comunicado enviado por correo electrónico.

“Como se está llevando a cabo una investigación policial, no podemos compartir más detalles. Queremos asegurarles a los consumidores que todos nuestros productos son seguros para consumir”, dijo el fabricante de cápsulas de café individuales.

Funcionarios del fabricante de cápsulas de café, propiedad del gigante alimentario suizo Nestlé, indicaron que hallaron “una indeterminada sustancia blanca cuando abrieron los recién entregados sacos de granos de café”, dijo la policía de Friburgo.

“Toda la droga estaba destinada al mercado europeo”, concluyó la policía (REUTERS/Denis Balibouse)

Agregó que la cocaína decomisada es pura en 80% y tiene un valor en el mercado de más 50 millones de francos suizos (51 millones de dólares, 48 millones de euros).

La policía informó que se instaló un perímetro de seguridad alrededor de la fábrica durante el operativo, en el que participó un contingente de funcionarios aduanales.

“Toda la droga estaba destinada al mercado europeo”, concluyó la policía.

“El epicentro del mercado de la cocaína en Europa se ha desplazado hacia el norte”, había afirmado Europol en su último reporte de 27 páginas junto con la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), con sede en Viena.

El mercado de la cocaína en Europa se vio impulsado por el aumento de los suministros, especialmente desde Colombia, donde el acuerdo de paz de 2016 con la guerrilla de las FARC dejó el mercado dividido y abierto a una mayor competencia.

La policía informó que se instaló un perímetro de seguridad alrededor de la fábrica durante el operativo, en el que participó un contingente de funcionarios aduanales (REUTERS/Denis Balibouse)

Las FARC controlaban una parte de la superficie de cultivo de coca y regulaban el acceso al suministro de cocaína disponible para los intermediarios y los traficantes internacionales, según el informe.

El acuerdo de paz dio lugar al fin de la estructura de mando integrada de las FARC y a la aparición de varios grupos escindidos que ejercen el control de diferentes regiones y de la producción de cocaína en ellas”, según Europol.

Esto, a su vez, “multiplicó el potencial para la formación de nuevas alianzas y asociaciones”, añade el informe. En paralelo, las bandas de narcotraficantes europeas cambiaron de estrategia, formando alianzas con estos grupos “eliminando así al intermediario” y obteniendo la cocaína directamente de la fuente.

Julia Viedma, jefa del Departamento del Centro de Análisis y Operaciones de Europol, dijo: “El tráfico de cocaína es una de las principales preocupaciones de seguridad a las que nos enfrentamos en la UE en este momento. Casi el 40% de los grupos criminales activos en Europa están involucrados en el tráfico de drogas, y el tráfico de cocaína genera ganancias criminales de miles de millones de euros. Comprender mejor los desafíos que enfrentamos nos ayudará a contrarrestar de manera más efectiva la amenaza violenta que representan las redes de tráfico de cocaína para nuestras comunidades”.

Después del cannabis, la cocaína es ahora la segunda droga más popular en Europa Occidental y Central. Las estimaciones más recientes recogidos por el informe sugieren que hubo unos 4,4 millones de consumidores en el último año.

(Con información de AFP y Reuters)