Juan Carlos I visita España tras dos años de exilio


El rey emérito Juan Carlos I volverá a España este 19 de mayo y se reunirá el lunes próximo con su hijo, tras pasar casi dos años en los Emiratos Árabes Unidos, en los que se archivaron las investigaciones sobre su fortuna.



Con nuestro corresponsal en España, Luis Méndez, y la AFP.

Juan Carlos I llega este jueves a la localidad gallega de Sanxenxo y viajará a Madrid el lunes próximo para estar con su esposa Sofía, su hijo Felipe VI y su familia, antes de volver a Abu Dabi, donde se instaló en agosto de 2020.

«Esta visita se enmarca», informó un comunicado de la Casa real, «en el deseo de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos de desplazarse con frecuencia a España para visitar a la familia y amigos».

Ciudadanía dividida

Su regreso a España ha reabierto el debate sobre la figura del rey emérito que se tuvo que exiliar en Abu Dabi hace casi dos años por presuntos delitos de evasión fiscal y cobro de comisiones millonarias.

La Fiscalía española dejó de investigarlo al no encontrar pruebas suficientes para inculparlo, por lo que el padre del actual rey Felipe VI se animó a visitar España.

La ciudadanía, y con ella los partidos políticos, están divididos entre quienes siguen reivindicando la labor de Juan Carlos en el asentamiento de la democracia española, más allá de sus errores, y los que buscan que el rey emérito comparezca en los tribunales para responder por sus supuestos delitos, algo que no sucederá ya que los monarcas españoles gozan de inviolabilidad judicial.

En la esfera política

Con el debate abierto, el gobierno socialista de Pedro Sánchez insiste en que el rey emérito debe dar explicaciones a los españoles por su comportamiento inapropiado.

Al parecer, el Ejecutivo ha vetado que Juan Carlos, quien regresará a Abu Dabi en los próximos días, pueda alojarse en la residencia de su hijo, el Palacio de la Zarzuela, sede de la jefatura del Estado.

Pablo Echenique, el portavoz del partido de extrema izquierda Podemos, socio minoritario de la coalición de gobierno, dijo que el exmonarca se «está riendo» de los españoles con su regreso.

Tres investigaciones

El exmonarca fue objeto de tres investigaciones judiciales en España, todas ellas archivadas porque no permitían «ejercitar acción penal alguna», señaló la Fiscalía el 2 de marzo.

La más importante de las tres investigaciones abiertas buscaba determinar si había cobrado comisiones por la adjudicación a dos empresas españolas de un contrato para la construcción de un tren de alta velocidad entre La Meca y Medina en Arabia Saudita en 2011.

Una transferencia en 2008 de 100 millones de dólares por parte del rey de Arabia Saudita a una cuenta suiza de la cual Juan Carlos era beneficiario estaba en el centro de esta primera investigación. La Fiscalía concluyó que se trató «de un regalo» recibido por Juan Carlos de la monarquía saudita, lo que podría haber implicado un delito de «cohecho», pero que en todo caso ya prescribió.

Otra investigación se refería al posible uso del rey emérito de tarjetas de crédito vinculadas a cuentas bancarias a nombre de un empresario mexicano y un coronel del Ejército del Aire, mientras que la última buscaba información sobre un posible trust vinculado a Juan Carlos en la isla de Jersey, considerado como paraíso fiscal.

Radio Francia Internacional