La pandemia y la asfixia económica golpean el trabajo de los periodistas

Día del Periodista boliviano, hoy 10 de mayo. Para la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), actualmente los diarios bolivianos que trabajan en la defensa de la independencia editorial y la búsqueda permanente de la verdad, están protagonizando “el acto más heroico de su historia”.

 

  • Un grupo de periodistas realiza su cobertura diaria. | CARLOS LÓPEZ

 



Fuente: Los Tiempos
Walter Tapia Callao

El trabajo de los periodistas y medios de comunicación pasa por uno de sus peores momentos debido a las precarias condiciones de trabajo como consecuencia de la crisis que dejó la pandemia de Covid-19, sobre todo en los medios escritos y por algunas políticas de Estado como el recorte publicitario y la asfixia económica hacia los medios independientes, según refieren trabajadores de medios y la Asociación Nacional de Prensa (ANP), a propósito de la conmemoración del Día del Periodista, hoy 10 de mayo.

“Agobiados por una paralización total de las imprentas y no circulación de periódicos durante tres meses (por la pandemia), hoy se está librando una batalla por recuperar a los lectores que confían en la noticia escrita y documentada, y la publicidad que, por otros factores, ha caído considerablemente”, señalan desde la ANP.

Para el periodista y analista Andrés Gómez, hay límites interpuestos por las autoridades del Gobierno central, departamental y municipal los cuales impiden “el buen ejercicio del periodismo”.

“La libertad de prensa en Bolivia no está plenamente garantizada, porque no hay acceso a la información pública. No hay acceso, no solamente porque no existe una ley de acceso a la información pública, sino porque hay límites de parte de algunas autoridades en ejercicio, lo que impide el buen ejercicio del periodismo”, dijo Gómez. A todo ello se suma la precarización del trabajo en este gremio debido a la crisis que generaron las nuevas tecnologías de información y comunicación, la pandemia y algunas políticas gubernamentales.

“La irrupción del internet ha generado problemas. A este tema hay que agregar la pandemia que ha golpeado mucho, particularmente a los periódicos”, señaló Gómez.

Esta precariedad en los medios impide realizar temas de investigación, porque el personal de redacción se redujo a menos de la mitad, en muchos casos, reflexionó Gómez.

Para la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), actualmente los diarios bolivianos que trabajan en la defensa de la independencia editorial y la búsqueda permanente de la verdad, están protagonizando “el acto más heroico de su historia”.

La prensa escrita ha sido golpeada durante la cuarentena rígida de 2020, tras haber suprimido su circulación en papel y han perdió hasta el 90 por ciento de sus ingresos.

Normativas

El artículo 21 de la CPE, en sus incisos 5 y 6, señala que los bolivianos tienen derecho a expresar y difundir libremente pensamientos u opiniones por cualquier medio; además, acceder a la información, interpelarla, analizarla comunicarla libremente de manera individual o colectiva.

Asimismo, en el artículo 106 de la CPE, el Estado garantiza el derecho a la comunicación y el derecho a la información. Además, garantiza, a los trabajadores de la prensa, la libertad de expresión, entre otras normas.

En memoria de Barragán y Galindo

El 10 de mayo año 1938, el presidente Germán Busch promulgó el decreto supremo que reivindica los derechos de los trabajadores de la prensa, relacionados al seguro de salud y otros beneficios sociales. La norma establece un plan de jubilaciones, pensiones y montepíos en favor de los periodistas. Éstos celebran su día el 10 de mayo en homenaje a este decreto y en homenaje a Cirilo Barragán y Néstor Galindo.

Esa misma fecha, pero en 1865, el entonces presidente Mariano Melgarejo condenó a muerte a Cirilo Barragán, uno de los precursores del periodismo en nuestro país, y al poeta Néstor Galindo por haber expresado, a través de la prensa el primero y de la creación literaria el segundo, sus opiniones adv