La viruela del simio (MonkeyPox)

 

 



Puede presentarse con úlceras genitales, sin fiebre previa.Historial de viajes, contacto cercano y encuentros casuales íntimos entre hombres, todos factores de riesgo

 Desde el 14 de mayo de 2022, se han informado grupos de casos de viruela del simio en varios países que normalmente no tienen la viruela del simio. Aunque los casos anteriores fueron de África se han asociado con viajes desde Nigeria, la mayoría de los casos recientes no tienen riesgos de exposición asociados con viajes directos. La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) fue la primera en anunciar el 7 de mayo de 2022 la identificación de un caso reciente en el Reino Unido que ocurrió en un viajero que regresaba de Nigeria. El 14 de mayo de 2022, UKHSA anunció un grupo no relacionado de casos de viruela símica en dos personas que viven en el mismo hogar y que no tienen antecedentes de viajes recientes. El 16 de mayo de 2022, UKHSA anunció un tercer grupo de casos agrupados temporalmente que involucran a cuatro personas que se autoidentifican como homosexuales, bisexuales u hombres que tienen sexo con hombres (HSH), ninguno de los cuales tiene vínculos con los tres pacientes previamente diagnosticados. Cierta evidencia sugiere que los casos entre HSH pueden estar vinculados epidemiológicamente; los pacientes en este grupo fueron identificados en clínicas de salud sexual. Esta es una investigación en evolución y las autoridades de salud pública esperan aprender más sobre las rutas de exposición en los próximos días.

La viruela del simio es una infección zoonótica endémica de varios países de África central y occidental. El reservorio de animales salvajes es desconocido. Antes de mayo de 2022, se informaron casos fuera de África entre personas con viajes recientes a Nigeria o contacto con una persona con una infección confirmada por el virus de la viruela del simio. Sin embargo, en mayo de 2022, nueve pacientes fueron confirmados con viruela del simio en Inglaterra; seis se encontraban entre personas sin antecedentes de viaje a África y se desconoce la fuente de estas infecciones.Se han reportado casos en Alemania, Francia, USA y probablemente en Argentina (falta confirmación).

Los síntomas de la enfermedad de la viruela del mono siempre involucran la erupción característica (ver foto ), independientemente de si hay una erupción diseminada. Históricamente, la erupción ha estado precedida por un pródromo que incluye fiebre, linfadenopatía(ganglios crecidos) y, a menudo, otros síntomas no específicos, como malestar general, dolor de cabeza y dolores musculares. En los casos informados más recientemente, los síntomas prodrómicos pueden no haber ocurrido ; algunos casos recientes comenzaron con lesiones características similares a las de la viruela del simio en la región genital y perianal, en ausencia de fiebre subjetiva y otros síntomas prodrómicos. Por esta razón, los casos pueden confundirse con infecciones más frecuentes (p. ej., sífilis, chancroide, herpes y varicela zóster).

El período de incubación promedio para el inicio de los síntomas es de 5 a 13 días. Las lesiones típicas de la viruela del simio incluyen lo siguiente: lesiones profundas y bien delimitadas, a menudo con umbilicación central; y progresión de la lesión a través de etapas secuenciales específicas: máculas, pápulas, vesículas, pústulas y costras. La progresión sincronizada ocurre en sitios anatómicos específicos con lesiones en cada etapa de desarrollo durante al menos 1 a 2 días. Las costras eventualmente se caen. Las lesiones pueden ocurrir en las palmas de las manos y las plantas de los pies, y cuando se generaliza, la erupción es muy similar a la de la viruela, incluida una distribución centrífuga(hacia el centro del cuerpo).

La viruela del simio puede ocurrir al mismo tiempo que otras enfermedades cutáneas, incluidas las infecciones por el virus de la varicela zoster y el virus del herpes simple. Se informa que la letalidad de la viruela del simio oscila entre el 1 y el 11%. Las pruebas de diagnóstico de laboratorio confirmatorias para la viruela del simio se realizan mediante un ensayo de reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real(PCR) en muestras derivadas de lesiones.

Se considera que una persona es infecciosa desde el inicio de los síntomas y se presume que seguirá siendo infecciosa hasta que las lesiones se hayan formado costras, esas costras se hayan separado y se haya formado una capa fresca de piel sana debajo. La transmisión de persona a persona ocurre a través de gotitas respiratorias grandes y por contacto directo con fluidos corporales o material lesionado. Las gotitas respiratorias generalmente no pueden viajar más de unos pocos pies, por lo que se requiere un contacto cara a cara prolongado. También se ha documentado el contacto indirecto con el material de la lesión a través de fómites. La transmisión de animal a humano puede ocurrir a través de una mordedura o un arañazo, la preparación de animales de caza y el contacto directo o indirecto con fluidos corporales o material lesionado.

No existe un tratamiento específico para la infección por el virus de la viruela del simio, aunque los antivirales desarrollados para su uso en pacientes con viruela pueden resultar beneficiosos. Personas con contacto directo (p. ej., exposición a la piel, costras, fluidos corporales u otros materiales) o contacto indirecto (p. ej., presencia dentro de un radio de seis pies en ausencia de un respirador N95 o filtro durante ≥3 horas) deben contactar a su médico o con uno de los departamentos de salud,para controlar al paciente con viruela del simio; Dependiendo de su nivel de riesgo, algunas personas pueden ser candidatas para la profilaxis posterior a la exposición con la vacuna contra la viruela, bajo un protocolo de fármaco nuevo en investigación después de consultar con las autoridades de salud pública.

Recomendaciones para los médicos(acordes a CDC).

Si los médicos identifican pacientes con un sarpullido que podría ser compatible con la viruela del simio, especialmente aquellos con antecedentes de viajes recientes a un país donde se ha informado de la viruela del simio, se debe considerar la viruela del simio como un posible diagnóstico. La erupción asociada con la viruela símica involucra vesículas o pústulas profundas, firmes o duras y bien delimitadas; las lesiones pueden umbilicarse o volverse confluentes y progresar con el tiempo a costras. Los síntomas de presentación típicamente incluyen fiebre, escalofríos, la erupción distintiva o linfadenopatía nueva; sin embargo, se ha informado la aparición de lesiones perianales o genitales en ausencia de fiebre subjetiva. La erupción asociada con la viruela del simio se puede confundir con otras enfermedades que se encuentran con más frecuencia en la práctica clínica (p. ej., sífilis secundaria, herpes, chancroide y varicela zóster). Sin embargo, se justifica un alto índice de sospecha de viruela del simio cuando se evalúa a personas con la erupción característica, particularmente para los siguientes grupos: hombres que reportan contacto sexual con otros hombres y que presentan lesiones en el área genital/perianal, personas que reportan antecedentes  de viaje a lugares donde existe la enfermedaden ,el mes anterior al inicio de la enfermedad o personas que informan contacto con personas que tienen una erupción similar o han recibido un diagnóstico de viruela símica sospechada o confirmada.

Los médicos deben consultar al departamento de salud de su estado si sospechan viruela del simio. Todas las muestras deben enviarse a través del departamento de salud pública estatal y territorial, a menos que esté autorizado para enviarlas directamente a los CDC.

Recomendaciones para los Departamentos de Salud (acordes a CDC)

Si se sospecha viruela del simio, se debe consultar a los CDC a través del Centro de Operaciones de Emergencia de los CDC (770-488-7100).

Las muestras recolectadas apropiadamente pueden enviarse a los CDC o a un laboratorio de la Red de Respuesta de Laboratorio apropiado para su análisis por PCR.

Los laboratorios de la Red de Respuesta de Laboratorio pueden proporcionar pruebas de ortopoxvirus en muestras de lesiones que los médicos obtienen de pacientes sospechosos; Las pruebas confirmatorias específicas del virus de la viruela del simio en los CDC requieren una muestra de hisopo de lesión seca. Recoja muestras múltiples para pruebas preliminares y confirmatorias de la siguiente manera: 1) Frote vigorosamente o cepille la lesión con dos torundas secas estériles de poliéster o Dacron; 2) Rompa el extremo del aplicador de cada hisopo en un tubo con tapón de rosca de 1,5 o 2 ml con junta tórica o coloque cada hisopo completo en un recipiente estéril separado. No agregue ni almacene en medios de transporte universales o virales.

Después del diagnóstico de viruela del simio, comience el rastreo de contactos de las personas que pueden haber estado expuestas al paciente mientras el paciente estaba sintomático. Los contactos deben ser monitoreados durante 21 días después de su última fecha de contacto con el paciente.

Comparta este aviso de salud de HAN con las redes de proveedores de atención médica relevantes.

Recomendaciones para el público

Según la información limitada disponible en este momento, el riesgo para el público parece bajo. Algunas personas que pueden tener síntomas de viruela del simio, como erupciones o lesiones características, deben comunicarse con su médico para una evaluación de riesgos. Esto incluye a cualquier persona que :

 1) haya viajado a países donde se han informado casos de viruela del simio ; 2) informe el contacto con una persona que tiene una erupción similar o recibió un diagnóstico de viruela del simio confirmado o sospechado, y 3) es un hombre que ha tenido contacto cercano o íntimo con contacto de una persona con otros hombres en el último mes, incluso a través de un sitio web en línea, una aplicación digital, o en un bar o fiesta.

 

 

Ronald Palacios Castrillo, M.D.,PhD.