Médicos temen que flexibilización del uso del barbijo puede adelantar la llegada de la quinta ola de Covid-19

 Fuente: El Deber
Eduardo Ruilowa

 

El presidente de la Sociedad Boliviana de Infectología, Juan Saavedra, cuestionó la medida propuesta por la Alcaldía de suspender el uso del barbijo en espacios abiertos, ya que el porcentaje de vacunación en el departamento aún es muy bajo. Considera que el alcalde Jhonny Fernández no está siendo bien asesorado en cuanto al manejo de la salud de la población cruceña y ve posible que la medida adelante la llegada de una nueva ola de Covid-19.

“El equipo de salud de la Alcaldía debería hacer un nuevo análisis basándose en la tasa de vacunación. Solo el 56% tiene esquema completo y el 10% tiene tres dosis, entonces es insuficiente para proteger a la población contra el covid y mucho menos contra el linaje BA.2 de Ómicron que hizo sufrir mucho a Europa, a pesar de que tienen una cobertura de vacunación más amplia que la nuestra”, puntualizó el doctor Saavedra.

Asimismo, indicó que la quinta ola probablemente llegue al país en agosto, pero una flexibilización de las medidas sanitarias podría ocasionar que se anticipe, por lo que recomienda a las autoridades que no den luz verde a esa norma y más bien intensifiquen la vacunación.

“Hace dos días, en el país se vacunaron solo 12.000 personas, esa es una cifra que llama la atención, es muy baja la vacunación en el país, entonces lo que tenemos es una población todavía vulnerable y en riesgo de volver a infectarse”, agregó.

El secretario departamental de Salud, Fernando Pacheco, también se refirió al tema y dijo que no ve oportuna la flexibilización que se plantea, y pidió a la población mantener las medidas de bioseguridad. “Hay que mantener el barbijo, el lavado de manos y el distanciamiento social, porque la pandemia no se ha ido, ni del departamento, ni del país. Estamos apostando a continuar con el nivel de la vacunación, porque tenemos municipios que todavía no han aumentado su cobertura”, cuestionó Pacheco.

El COEM tendrá la última palabra

Ante los cuestionamientos que surgieron por parte de los médicos, el secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, argumentó que cuentan con la justificación técnica de la norma y que será evaluada el próximo lunes durante la reunión del Comité de Emergencias Municipales (COEM).

“Tenemos la justificación técnica que son 14 semanas en las que el contagio del Covid-19 está en descenso y la transmisión oscila entre el 1 y el 2%. Entonces, el día lunes hay una reunión del COEM y lo que nosotros sugerimos es que se suspenda el uso de barbijos en lugares abiertos. Si ellos lo rechazan, se respetará y se mantiene como está”, explicó Vargas.

Además, aclaró que solo se está solicitando la suspensión del tapabocas en lugares abiertos como plazas, calles y avenidas y no así en los colegios, mercados y el transporte público. También mencionó que no aplica para conciertos o eventos masivos, donde se seguirá exigiendo el cumplimiento del protocolo de bioseguridad.