OIEA detectó uranio enriquecido en lugares no declarados por Irán

El director general Mariano Grossi, aseguró que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha encontrado uranio enriquecido en lugares en los que Irán no había declarado actividad nuclear.

    
Bandera del OIEA en Viena.
Bandera del OIEA en Viena.

 

Fuente: DW



Ante la Subcomisión de Seguridad y Defensa de la Eurocámara, el diplomático argentino se mostró «extremadamente preocupado» por este hecho y, aunque todavía confía en que se logre un nuevo acuerdo nuclear con Teherán, advirtió de que la «ventana de oportunidad» puede cerrarse «en cualquier momento».

«Por supuesto que todavía confiamos en que se alcance un acuerdo en un periodo de tiempo razonable, pero reconocemos que la ventana de oportunidad puede estar cerrada en cualquier momento», aseveró ante los eurodiputados.

«En los últimos meses hemos identificado trazas de uranio enriquecido en lugares que no habían sido declarados, en los que no había ninguna actividad. Estamos extremadamente preocupados por esto», añadió el director del OIEA.

Estas afirmaciones llegan durante una «pausa» de las negociaciones que se llevan a cabo en Viena desde marzo y en pleno cruce de mensajes entre Teherán y Washington, después de que el Gobierno de Irán anunciase que el acuerdo está cerrado entre el país persa y el llamado 4+1 (Francia, Reino Unido, China y Rusia más Alemania).

Grossi, además, enfatizó que aunque el OIEA no es parte de las negociaciones, sí es un actor principal para verificar el cumplimiento de un acuerdo nuclear, al tiempo que ya ha trasladado al Gobierno iraní que no puede «imaginar» que un acuerdo «de tal magnitud» salga adelante con unas «dudas» así por parte de la organización que dirige.

Para el diplomático argentino se trata de «cuestiones serias» y por eso ha pedido a Irán «de forma muy directa» que explique por qué han encontrado restos de uranio enriquecido en lugares en los que no había sido declarada ninguna actividad nuclear.

«No estoy tratando de pasar un mensaje alarmista en el sentido de que nos encontremos en un callejón sin salida, pero la situación no pinta bien», declaró Grossi, para después subrayar que Teherán «no ha sido muy comunicativo con respecto a la información» que el OIEA necesita de ellos.

Varios sitios son objeto de interrogaciones desde hace tiempo por parte del OIEA. A comienzos de marzo, Grossi viajó a Irán para revisar ese asunto, cuando la República islámica pedía el cierre del expediente. Finalmente, se convino que ambas partes intercambien sus documentos para una resolución antes de junio.

Estas declaraciones ocurren cuando el negociador de la Unión Europea encargado de coordinar las negociaciones sobre el tema nuclear iraní, Enrique Mora, debe tratar de reiniciar el proceso en una visita a Teherán.

Irán y Estados Unidos realizan desde hace más de un año negociaciones indirectas en Viena para resucitar el acuerdo de 2015, con el que se esperaba impedir a la República islámica fabricar la bomba atómica, lo que ese país niega.

Junto con los otros participantes en las negociaciones,  Alemania, China, Francia, Gran Bretaña, Rusia, los diplomáticos dejaron Viena el 11 de marzo para una «pausa» y desde entonces Irán y Estados Unidos se acusan mutuamente de ser los responsables del bloqueo.

rml (afp, efe)