Países más industrializados detendrán “gradualmente” compra de petróleo ruso

La guerra «no provocada» impulsada por Putin lleva «vergüenza a Rusia y a los sacrificios históricos de su pueblo», dice el texto del G7 y concluye que la agresión lleva a Occidente a desprenderse «poco a poco» de Rusia.

    

Videoconoferencia del grupo de los siete países más industrializados del mundo más la UE
Videoconoferencia del grupo de los siete países más industrializados del mundo más la Unión Europea

 



Fuente: DW

«Esto implicará un duro golpe a la principal arteria de la economía de(l presidente ruso Vladimir) Putin y le negará los ingresos que necesita para financiar su guerra», agregó en un comunicado.

El texto no especifica los compromisos asumidos por los miembros del G7 (Francia, Alemania, Canadá, Italia, Japón, Gran Bretaña y EEUU), que celebró este domingo por videoconferencia su tercera reunión del año, con la participación del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

Guerra no provocada contra Ucrania lleva «vergüenza» a Rusia

La elección de la fecha es muy simbólica, pues los europeos conmemoran el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa el 8 de mayo. El encuentro también se realizó en vísperas del desfile militar del 9 de mayo en Rusia, que marca la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi.

«Rusia ha violado el orden internacional basado en normas, en particular la Carta de la ONU, concebida después de la Segunda Guerra Mundial para salvar a las generaciones sucesivas del flagelo de la guerra», indica el grupo.

La guerra «no provocada» impulsada por Putin lleva «vergüenza a Rusia y a los sacrificios históricos de su pueblo», agrega el texto. «Nos mantenemos unidos en nuestra determinación de que el presidente Putin no debe ganar su guerra contra Ucrania».

Occidente se desprende de Rusia

Occidente ha mostrado hasta ahora una coordinación muy estrecha en sus anuncios de sanciones contra Moscú. No obstante, no avanza al mismo ritmo en lo que respecta al petróleo y el gas rusos. Estados Unidos, que no era un gran consumidor de crudo ruso, ya prohibió su importación. Los integrantes de la Unión Europea, presionados para aplicar esa medida, son mucho más dependientes de Rusia.

La UE proseguía este domingo intensas negociaciones para establecer un embargo sobre el petróleo ruso.

jov (efe, tagesschau)