El fiscal departamental de La Paz, William Alave, confirmó este viernes que las denuncias presentadas contra el dirigente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), Max Mendoza, acusado de beneficiarse con sueldos de más de Bs 20.000, además de múltiples viajes y mantenerse con este fin por más de 30 años como estudiante, llegan a seis.

“Se han recepcionado seis denuncias en contra de Max Fernando Mendoza, estas seis denuncias han sido acumuladas en una sola, la cual ya está siendo investigada por la comisión de fiscales, son delitos por peculado, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, usurpación de funciones, contratos lesivos al Estado, entre otros”, aseveró Alave.

Informó que el siguiente paso será la convocatoria a declarar para Mendoza, que deberá defenderse de estas acusaciones. “También se han activado las alertas migratorias, las cuales han sido trasladadas a la Unidad de Migración. Las denuncias ya las hemos analizado, ya se han admitido y actualmente tenemos 20 días para generar una investigación”.

Hasta el jueves eran cuatro las denuncias penales contra Mendoza, uno de los denunciantes es el diputado Héctor Arce (MAS), quien informó que, de acuerdo con los datos obtenidos, el sindicado permanece más de 30 años como universitario y habría reprobado al menos 200 materias, esto con el fin de mantenerse en el cargo por el cual presuntamente percibió sueldos incluso mayores a Bs 20.000.