Vicegobernador ratifica que ya se firmó un acuerdo con San Julián para atender sus demandas y que su bloqueo no tiene razón

Medidas. La autoridad departamental lamenta que no existan los recursos suficientes como los que maneja el Gobierno Nacional, para así poder atender las necesidades de la población.

Fuente: Gobernacion de Santa Cruz

El vicegobernador cruceño Mario Aguilera se pronunció sobre el bloqueo que llevan adelante algunos dirigentes del municipio de San Julián exigiendo a la Gobernación obras.



En contacto con la prensa, Aguilera ratificó que las autoridades departamentales ya celebraron una reunión con representantes municipales y de los sectores sociales de esta región, logrando un acuerdo para dar solución a las demandas.

Aguilera indicó que la Gobernación ha asumido su competencia en cuanto a la construcción del tramo carretero Brecha Casarabe – Núcleo 41 que tiene alrededor de 60 kilómetros. “Hay un tramo ya avanzado en cuanto al asfalto y hay un compromiso que se ha asumido en desarrollar el saldo o el resto de la ruta, pero estamos buscando generar las condiciones necesarias; los fondos necesarios para hacer este tipo de obras en el entendido que no se ha negado la Gobernación y lo ha dicho de manera responsable, pese a que tenemos un presupuesto ajustado”, expresó.

La autoridad recordó que el subgobernador de la provincia Ñuflo de Chávez, Daniel Velásquez, se reunió en marzo con la gente del lugar y las autoridades municipales para abordar estos temas, y avanzar en las demandas en cuanto al desayuno escolar y que precisamente el gobernador Luis Fernando Camacho atendió de manera particular a todos los alcaldes del departamento. “Sería interesante que ese más del 85% que maneja el Gobierno Nacional en el presupuesto anual, lo invierta en este tipo de caminos o nos ayude a desarrollar este tipo de herramientas productivas, porque los caminos son una herramienta dentro de este suelo altamente productivo”, dijo.

En ese sentido, el vicegobernador lamentó que no existan los recursos suficientes para atender todas las necesidades de los bolivianos, que forman parte de la realidad del departamento cruceño.