Yuri Miranda: “La cartografía del Censo recién se está iniciando, cuando ya debería estar casi terminada”

En un nuevo episodio del espacio digital “De Frente con Oscar Ortiz”, Yuri Miranda habló sobre la importancia del Censo 2022 en Bolivia, el avance y evaluación de la actualización cartográfica y las principales tareas que se deben realizar para garantizar el éxito del Censo.



Fuente: Publico.bo

Miranda es licenciado en estadística, con maestría en economía y cursos de posgrado en cuentas nacionales en España y Brasil, además de profesor universitario.

“Hay actividades que deberían hacerse antes, como la parte cartográfica. En la web del INE hay una página exclusivamente del Censo, eso es adecuado, con diferentes publicaciones que se pueden descargar. Pero me preocupa el inicio de la cartografía. Una es la que puedan tener los municipios o el Instituto Geográfico Militar, y otra cosa es la cartografía estadística. Es la base fundamental para hacer un Censo”, remarcó.

El experto consideró difícil que “se pueda hacer de manera adecuada en pocos meses, porque se tiene que digitalizar y geo-referenciar, con eso armar las cargas de trabajo y capacitar a la gente. También es importante la parte de transparencia, qué porcentaje de la actualización cartográfica se ha avanzado. En el anterior Censo, en el 2011 ya se conocían avances”.

“Las normas internacionales hacen hincapié en que la etapa precensal más importante es la actualización de la cartografía estadística, para minimizar el error de cobertura, el principal que se puede cometer en un Censo. Tiene que hacerse una alianza con municipios, gobernaciones, instituciones de investigación privadas y juntas vecinales, para utilizar otras cartografías. Hay que hacer visitas en operativos de campo, en áreas urbanas y rurales. Con eso ya se puede dibujar Bolivia”, señaló.

Miranda dijo que “recién se va a iniciar la actualización cartográfica 5 meses antes del Censo, cuando ya debería estar casi terminada para planificar la capacitación. Con información geo-referenciada se va a dibujar el país en áreas, zonas, segmentos y sectores censales. En octubre y septiembre ya se debe ir reconociendo el área donde van a empadronar, para evitar la omisión censal”.

“Ya deberíamos estar iniciando las capacitaciones y haciendo pruebas piloto en algunas regiones, además de continuar con la socialización masiva, para que la gente entienda la importancia del Censo y de no moverse del lugar donde vive”, indicó.

Yuri Miranda subrayó la necesidad de apoyar el Censo para que “sea lo más exacto posible. Se debe reflexionar en la parte de transparencia y sobre la evaluación de resultados, qué herramientas se tendrán para medir la calidad del Censo. Antes se hacía la encuesta de cobertura censal, entre dos semanas y hasta tres meses después, para calcular la tasa de omisión censal. También cuenta si los resultados se presentan tarde, no son de fácil acceso o están en contradicción con otros indicadores: registros administrativos como recojo de basura o pago de impuestos”.

“Debemos dar información fidedigna, porque todos somos parte del Censo. Hay que sacar la mejor fotografía del país y evaluar qué ha pasado en diez años desde el 2012”, agregó.

En las conclusiones, Oscar Ortiz dijo que el Censo “es trascendental para conocer la realidad económica y social boliviana. Hay preocupación, porque a 6 meses de la fecha aún no se habría iniciado la cartografía, que debe cumplir las normas y estándares internacionales”.