Analistas: Condiciones con las que YLB negocia la industrialización del litio no son claras

Días atrás, cuando se esperaba que Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) anunciara la empresa que proveerá la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL) en el país, se conoció que las seis firmas postulantes son potenciales socios y que se negociará «las condiciones» para que trabajen junto a la empresa estatal.

Al respecto, dos investigadores señalaron que estas condiciones no son claras.



El presidente de YLB, Carlos Ramos, no brindó mayores detalles a los medios de comunicación; sin embargo, los analistas señalan que las condiciones podrían pasar por comprar la tecnología o modificar la normativa que prohíbe a la empresa estatal trabajar con extranjeros en la extracción de litio.

«No queda aclarado cuál va a ser la modalidad de trabajo. Si el Gobierno indicó que negociará con las seis empresas, entonces no está en juego la tecnología que se aplique, sino que las empresas acepten las condiciones que se les propongan», manifestó el investigador del Centro de Documentación e Información (Cedib) Gonzalo Mondaca.

Añadió que, en este sentido, «se escogería a la o las que acepten las condiciones, no necesariamente a la que tenga mejor tecnología».

Ramos informó que las seis empresas en competencia, entre las que figuran estadounidenses, chinas y una rusa —que ha sido vinculada al hijo del presidente Luis Arce y cuyas denuncias no fueron aclaradas por el Ejecutivo—, aprobaron el requisito de recuperar más del 80 por ciento del litio con su tecnología. Por ello se negociará con todas.

Sin embargo, Moncada dijo que «la negociación puede resultar muy compleja», ya que la norma boliviana establece que en la extracción de litio sólo puede participar, en un 100 por ciento, el Estado y no así extranjeros.

Según el investigador, una opción es que se compre la tecnología y se contrate a consultores que asesoren a los operarios bolivianos cómo hacer uso de ella para desarrollar una industria propia. La otra opción es modificar la norma.

Todas estas opciones, no obstante, llevarían meses o años de trabajo.

Por su parte, el investigador especializado en litio Jorge Espinoza señaló que en todas las operaciones de industrialización de litio en el mundo se ve que ésta es desarrollada por la empresa privada y no únicamente por el Estado.

«Es aconsejable formar una sociedad con una empresa extranjera experimentada en el rubro, para ello será necesario modificar la Ley 928 y la CPE», dijo.

Añadió que, con el actual marco normativo que establece que cualquier disputa entre privados y Estado se resolverá en la justicia boliviana, ninguna empresa se animará a invertir.

Recursos todavía están sin certificar

El investigador especializado en temas de litio Jorge Espinoza recordó que si bien Bolivia es el país con mayor cantidad de recursos de litio a nivel mundial, aún no tiene reservas certificadas que garanticen viabilidad comercial.

Ésta es una falta que debía subsanarse lo más pronto posible, pero que hasta ahora el Gobierno boliviano no ha realizado.

Lo mismo señaló el investigador Gonzalo Mondaca en un artículo de investigación: «La certificación es un aspecto central para la gestión de los proyectos mineros».

Chile tiene la mayor cantidad de reservas certificadas y desde hace varios años ya comenzó a industrializar litio. En el caso de Bolivia, esto es tarea pendiente.

Fuente: lostiempos.com