Caso Benegas está contra el tiempo y el Rojo no halla paz

Mientras en Wilstermann se habla de posibles contrataciones de refuerzos extranjeros y nacionales, la sanción que pesa desde FIFA, de no inscribir nuevos jugadores, continúa, ya que aún no se dio solución a la deuda que el club mantiene con el defensa paraguayo Ismael Benegas.

El periodo de habilitaciones se abrió ayer y cerrará el sábado 18 de junio. Por lo tanto , Wilstermann está contra el tiempo, ya que desde hoy tiene sólo 12 días para pagar la deuda que tiene con Benegas, que con las multas ya subió a más de 86 mil dólares.

El abogado de Benegas, Eduardo Martins, explicó ayer a Los Tiempos que, después del contacto que tuvo con gente cercana a Gary Soria (único candidato a la presidencia de Wilstermann) la semana pasada, tanto él como el jugador no volvieron a comunicarse hasta el momento.



El lunes de la semana pasada, luego de que la Asamblea de socios de Wilstermann le dio su confianza a Gary Soria, éste prometió que daría solución al tema de Benegas hasta el pasado viernes; sin embargo, no se logró el cometido.

El problema es económico, ya que se pensó que con una negociación con el jugador se lograría bajar el monto; sin embargo, se sabe que Benegas sólo estaría dispuesto a levantar la demanda por un monto cercano al fallo original, que es de 79 mil dólares.

Por lo tanto, mientras Wilstermann no logre levantar la sanción FIFA, ninguno de los jugadores que suenan y pretende para reforzar al plantel, podrán ser inscritos.

Otro tema a solucionar antes de pensar en refuerzos son las rescisiones de contratos con jugadores extranjeros, aquellos que no están en planes.

Wilstermann tiene siete jugadores futbolistas, seis que fueron habilitados en el torneo nacional: el colombiano José Escobar; los argentinos Santiago Echeverría, Cristian Chávez, Javier Sanguinetti y Andrés Chávez; además del brasileño Serginho.

El séptimo es el delantero colombiano Humberto Osorio, a quien se habilitó para jugar la Copa Sudamericana con la promesa de que en cuanto se logre la naturalización de Cristian Chávez o Javier Sanguinetti se lo inscribiría en el torneo local, objetivo que no se materializó.

Si se pretende contratar un solo jugador extranjero más, primero se deberá rescindir contrato de mutuo acuerdo con alguno. Caso contrario, no se aceptará el cambio en el sistema Comet con dos jugadores demás.

Cualquier posibilidad de llegada de un jugador extranjero queda en suspenso, mientras no se dé solución al caso Benegas y la resolución de contrato con un jugador extranjero.

Uno de los nombres que ayer empezó a sonar para reforzar el arco es la del paraguayo Rubén Escobar, del club Guaireña de la primera división de su país, con quien la gente de Soria presuntamente ya entabló contacto.

Entre tanto, Sergio Migliaccio, quien volverá a ser el preparador de arqueros, sugirió dos nombres para el arco: el ecuatoriano Máximo Banguera y Jimmy Roca, quien ya fue anunciado en Independiente.

Convocatoria será emitida estos días

La Comisión Electoral de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) lanzará, en el transcurso de las próximas horas, la convocatoria para las elecciones de la nueva directiva del club Wilstermann.

Limbert Cardozo, presidente de la Comisión Electoral, ayer confirmó que ya recibieron el acta notariada de la Asamblea de Socios de Wilstermann y que se encuentran en plena elaboración de la convocatoria.

Una vez emitida la convocatoria, en el mejor de los casos los plazos a cumplirse deben ser de 45 días para día de las elecciones y posesión del nuevo titular.