Conflicto en Apolo: Policía rescata a dos rehenes y un desaparecido llegó a su comunidad

Según el Gobierno, hay 13 empresas mineras que trabajan en la zona, de las 13 ocho son cooperativas
Marco Antonio Chuquimia

​Fuente: eldeber.com.bo

Dos rehenes que pertenecen a la comunidad Correo estaban en poder de otra comunidad, Unión Pauje, ambos fueron restituidos a su pueblo; mientras que una persona que estaba reportada como desaparecida en los enfrentamientos en proximidades del municipio de Apolo, está de vuelta en su comunidad, informó esta noche la subgobernadora de la provincia Franz Tamayo, Genoveva Espinoza Bascopé.

“Ya se realizó el rescate de dos personas denunciadas como secuestradas, las llevaron al centro de salud y están estables, y el desaparecido ya está en su casa, ahora nosotros estamos exigiendo que se realicen las investigaciones para que encuentren a quienes han sido los autores de estos hechos”, dijo la funcionaria del gobierno departamental.

La tarde del martes se produjo un conflicto en la localidad de Chontalaka donde resultaron ocho personas heridas de bala. Según autoridades locales la causa es un problema de disputa por territorio minero en la comunidad Unión Pauje, a hora y media de Apolo, por la carretera hacia La Paz.

 

El portal Radio Tv Apolo informó que fueron ocho personas heridas, dos de las cuales están en el complejo hospitalario de Miraflores en La Paz, tres fueron dados de alta el mismo día en el centro de salud de Apolo y otros tres fueron atendidos en la misma comunidad donde se produjeron los hechos.

 

El comandante de la Policía, general Jhonny Aguilera, informó que un contingente policial había ingresado de inmediato al sector para evitar mayores conflictos. Desde el lugar, la subgobernadora Espinoza dijo que llegaron unos ocho efectivos en la tarde de este miércoles.

 

El conflicto

 

Según la explicación de los propios comunarios, esta vez el conflicto fue entre las dos comunidades, Correo contra Unión Pauje. Relataron que algunos campesinos de las comunidades son reclutados por empresas o por cooperativas a condición de que cedan terrenos de explotación aurífera.

 

Cuando logran la alianza con los campesinos ingresan a la propiedad comunal o propiedad privada munidos son supuestos documentos que les dan licencia de explotación y traen maquinaria consigo. Las comunidades en su conjunto protestan, pero como algunos de sus integrantes son parte de la cooperativa, estos imponen la presencia de la maquinaria y empiezan los conflictos.

 

Para que las empresas o cooperativas trabajen o exploten un sector deben tener licencia de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM), que no tenía una autoridad titular hasta este miércoles, el ministro de Minería, Ramiro Villavicencio, posesionó a Carmen Nilza López como la nueva Directora Ejecutiva de esta entidad recién este miércoles.

 

Según los informes de este despacho, en la zona de Apolo ya existen ocho cooperativas y cinco empresas trabajando en los ríos Tiuchi y Motosolo. Entre la nómina de empresas explotadoras aparecen la empresa minera Mohima Apolo, cooperativa minera aurífera Glorioso, cooperativa minera aurífera Virgen del Rosario Tihuchi, empresa minera Taruzani SRL, cooperativa minera aurífera Unificada Playa Rica, y cooperativa minera Santa Rosa, estas dos últimas trabajan en dos lugares distintos.

 

En la lista parecen empresas unipersonales que están a nombre de personas que viven en la zona, por tanto son comunarios que cedieron derecho propietaria las empresas que explotan los recursos auríferos.