Denuncia interna de narcofinanciamiento causa un sismo dentro del propio MAS

LA DIRECTIVA DE ESE PARTIDO HABLA DE ACCIONES JUDICIALES CONTRA EL LEGISLADOR OFICIALISTA

Desde el oficialismo señalan que la sindicación realizada por el diputado Cuéllar daña la imagen de esa organización política y del Gobierno. El legislador pidió a Justicia y Gobierno realizar una investigación.

 

Fuente: Página Siete / La Paz

En una escaramuza más de la pugna interna, el diputado oficialista Rolando Cuéllar exhibió ayer una carta, atribuida al vicepresidente del MAS, Gerardo García, en la que se agradece a un narco, al que llaman el “Chapo del Cono Sur”, aportes económicos.

Con esa misiva, el legislador denunció que García supuestamente tiene “vínculo” con esa persona. Aquello provocó un sismo dentro del partido azul, dado que desde filas oficialistas consideran que esa sindicación afecta la imagen de la organización política y la del propio Gobierno.

En tanto, García indicó que no conoce a “ese señor” y que la carta es falsa, lo que fue secundado por la directiva nacional del partido azul, que es presidida por el expresidente Evo Morales.

La nota en cuestión

“De parte de nuestro presidente, hermano Evo Morales Ayma y la dirección nacional y todos sus dirigentes del MAS-IPSP, agradecemos a nuestro hermano Miguel Ángel Salazar Yavi por las grandes contribuciones económicas que vienen realizando desde las elecciones del 2014 hasta el momento, porque gracias a sus generosas contribuciones pudimos solventar nuestras campañas en diferentes etapas electorales desde el 2014, y que todavía recibimos tan generosamente de su parte como un empresario próspero”, detalla la misiva, atribuida a García, que está fechada en 24 de enero de 2017.

Miguel Ángel Salazar Yavi, cuyo nombre real es José Miguel Farfán, es conocido como el “Chapo del Cono Sur”, por sus fugas y el parecido físico con el narco mexicano. Fue arrestado en febrero de 2019, en Santa Cruz, y posteriormente fue extraditado a Argentina.

El narcotraficante se hacía pasar por empresario y abogado. Según la prensa de ese país vecino, fue difícil detenerlo, puesto que compraba voluntades y a jueces, y además cambiaba de aspecto e identidad. En abril de 2021, un tribunal de Salta lo sentenció a 15 años de cárcel por traficar cocaína desde Bolivia.

Cuéllar pidió a los ministerios de Gobierno y Justicia investigar a García. Agregó que el Ejecutivo “no va a encubrir” a ningún dirigente. “Vamos a hacer purga contra esos malos dirigentes vinculados al narcotráfico, actos de corrupción, no nos va a temblar la mano para que se los investigue y vamos a limpiar la imagen del MAS (…). No solamente tiene que ser aprehendido García, también expulsado del MAS”, expresó el parlamentario.

En descargo, García, en contacto con Página Siete, aseguró que la carta es falsa, dado que nunca dio avales. El dirigente adelantó que investigará a Cuéllar “por haberse pasado de la raya” y advirtió que le iniciará una demanda.

“Voy a esperar cuándo me hará citar, meterme preso, si no tengo derecho a defenderme, lo voy a denunciar. Este documento es montado, es falso, muchos documentos me han falsificado. No conozco a ese señor que dice (Salazar). Cuéllar es un tipo resentido, porque fue expulsado del MAS”, aseveró García.

Anoche, la dirección nacional del MAS, en un comunicado difundido en redes sociales, denunció que en la carta se falsifica no sólo la hoja membretada de esa organización política, sino también la firma de García. La directiva, de igual forma, anunció que se reserva su derecho de iniciar, en los siguientes días, las acciones judiciales contra Cuéllar y sus cómplices.

¿MAS, afectado?

Luego de que Cuéllar hiciera su denuncia, el diputado de esa misma organización política Héctor Arce aseguró que su colega daña la imagen del partido, de Arce y de Choquehuenca, porque en el caso de los dos últimos fueron ministros de Morales.

“Cuéllar se ha ensañado con el Chapare y con nuestro líder Evo. Parece un enfermo mental, no se da cuenta qué está haciendo a la organización política, no mide consecuencias. Lucho ha sido ministro de Morales y Choquehuanca ha sido canciller. En el fondo está diciendo que el MAS ha utilizado recursos ilícitos para hacer campaña, cuando jamás pasó eso”, sostuvo Arce.

Carlos Nina, líder de Generación Choquehuanca, indicó que en el fondo la denuncia afecta al partido oficialista y al Gobierno. Sin embargo, subrayó que es hora de que haya una purga de los malos dirigente del MAS “para limpiar la imagen del instrumento político”.

“García y otros dirigentes hicieron daño al partido. (…) Tendríamos que analizar hasta dónde llega esto (la denuncia) y tratar de que llegue menos a nuestro Gobierno. El instrumento político es amplio y tiene sus malos miembros, y queremos depurar a esos malos dirigentes”, complementó.