«El ideal es que las mujeres se dedicaran a la crianza»: La retahíla de salidas misóginas y xenófobas del ‘Trump andino’ que podría presidir Colombia

Rodolfo Hernández disputará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales contra el izquierdista Gustavo Petro.
"El ideal es que las mujeres se dedicaran a la crianza": La retahíla de salidas misóginas y xenófobas del 'Trump andino' que podría presidir Colombia

Fuente: actualidad.rt.com

 

 



El candidato conservador a la Presidencia de Colombia, Rodolfo Hernández, a quien se comienza a conocer como ‘el Trump colombiano’, ha vuelto a realizar unas declaraciones que han sembrado la polémica por su machismo: «El ideal es que las mujeres se dedicaran a la crianza», sostuvo el político en una entrevista radiofónica este martes en Radio Caracol.

Hernández, que el próximo 19 de junio se medirá en segunda vuelta de las presidenciales con el izquierdista Petro Gustavo, pretendía así matizar unas palabras que pronunció hace unos días, cuando sostuvo que no le parecía buena idea que las mujeres tuvieran cargos políticos o de dirección.

Durante el diálogo en la estación Bésame, Marcelo Cezán le preguntó: «¿Usted cree en la labor de la mujer en la dirección, dirigiendo cosas, gobernando de alguna manera?», y su respuesta fue rotunda: «No. Es bueno que ella haga los comentarios y apoye desde la casa. La mujer metida en el Gobierno a la gente no le gusta».

El candidato se defendió después alegando que se refería al posible futuro rol de primera dama de su esposa, que en Colombia tiene tradicionalmente una función destacada. Así, en la misma entrevista sostuvo: «Si hay algo que me tenga que decir, ella cree, Socorro, mi esposa, ella me lo va a decir en la casa. Yo estoy viendo eso, analicemos eso, pero no estar metida allá, con carro, chófer, asesores, gastándole plata a la ciudadanía. Eso no estamos pa eso».

Sin embargo, a pesar de que defiende ese papel doméstico de su cónyuge, su esposa, Socorro Oliveros, es quien administra su empresa y quien lidera las finanzas de la campaña, según señaló Marelen Castillo en la W Radio, quien se presenta a la Vicepresidencia en la candidatura de Hernández.

Pero no han sido las únicas declaraciones del candidato que han estado envueltas en la polémica por ser tachadas de machistas. En su matización de este martes, Hernández afirmó que «a la mujer le tocó ponerse a trabajar para aportar y complementar los gastos de la casa», explicando que si una mujer trabaja es porque algo no anda bien en su hogar.

También es conocida su negación del delito de feminicidio, que según él no existe y se trata de algo «inventado». Afirmaciones que llevaron a que el ‘hashtag’ #ElFeminicidioSiExiste se llegara a convertir en ‘trending topic’ en Twitter, cosechando una amplia respuesta de la ciudadanía. En 2021, 622 mujeres perdieron la vida víctimas de feminicidios.

Además, también su visión del deporte parece acorde con el resto de sus manifestaciones. Hace seis días, durante una entrevista con Caracol Radio manifestó que «hay dos ramas del deporte: el competitivo y el recreativo«, cuando fue preguntado por el fútbol femenino, dando a entender que éste pertenecía a la segunda opción.

Seguidor de Hitler y otras polémicas

El candidato populista, que encabeza el movimiento político Liga de Gobernantes Anticorrupción, de 77 años, no solo ha destacado por sus declaraciones en contra del feminismo, sino que también ha dejado una buena cantidad de ‘perlas’ sobre otros asuntos.

En 2019 fue acusado de misoginia por referirse así a un rival político: «Lo han manoseado más que a una prostituta de Puerto Wilches». El mismo año se refirió a las mujeres venezolanas migrantes como «una fábrica de hacer chinitos [niños] pobres«, durante una intervención en la que también dijo: «Y se vinieron todos los limosneros de Venezuela para acá, y la prostitución y los desocupados […] Entonces, ¿cómo hacemos acá en Bucaramanga? No los podemos matar ni echarles plomo, toca recibirlos», haciendo una mezcla casi perfecta entre machismo, clasismo y xenofobia.

Quizá sus manifestaciones más sorprendentes son las realizadas en 2016 en una entrevista radiofónica: «Soy seguidor de un gran pensador alemán, que se llama Adolfo Hitler», afirmó entonces. Cinco años después rectificó y detalló que se trató de un lapsus y que en realidad se refería a Albert Einstein.

Continuando con sus polémicas se encuentra la agresión que realizó en 2018 al concejal John Claro, mientras le insultaba gravemente, cuando aquel le interpeló por su participación en un caso de corrupción que estaba siendo juzgado en los tribunales.

Así, la polémica le ha acompañado desde sus inicios en la política. En aquel entonces, durante su campaña municipal en 2015, prometió que otorgaría lotes adecuados para viviendas a través del programa 20.000 hogares felices, que incluso tenía página web y del que repartió octavillas a sus futuros votantes. Acabó siendo demandado por engaño electoral. «Usted ofreció 20.000 casas», le interpelaron hace años en la televisión. «No, casas no. Vivienda, tampoco. Lotes con servicios», contestó. Cuando le preguntaron que cuántos lotes con servicios entregó, su respuesta fue diáfana: «Ninguno».

Posibilidades de convertirse en el próximo presidente de Colombia

Hernández pasó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia después de conseguir el 28 % de los votos. A pesar de haber quedado lejos del político más votado, Gustavo Petro, que obtuvo el 40 % de los sufragios, muchos le ven como el próximo presidente de Colombia, aunque hasta hace unos meses era un gran desconocido para la mayor parte del país.

Federico ‘Fico’ Gutiérrez, candidato de una coalición de derechas, que obtuvo el 24 % de los votos en la primera vuelta, ya ha animado a sus electores a que respalden a Hernández. Lo mismo han hecho otros líderes políticos, convirtiendo la segunda vuelta del próximo 19 de junio en una especie de ‘todos contra Petro’.

Hernández es propietario de una empresa constructora, ingeniero civil de carrera y es conocido por algunos como el ‘viejito de TikTok’. Fue alcalde de Bucaramanga desde 2016 hasta 2019. No oculta sus vínculos con el uribismo, afirmando que el expresidente Uribe le aprecia y le ayudó, mientras que desconoce qué es el departamento del Vichada, región donde inexplicablemente obtuvo el mayor número de votos en primera vuelta.