La historia de los pobladores de Siqui Siquía: defendieron a sus hijas e hijos de un violador

En este pueblo del municipio de Sipe Sipe, en el valle bajo de Cochabamba, un sujeto abusó sexualmente de al menos cuatro adolescentes.

DERICK ROCHA

Los pobladores de Siqui Siquía se organizaron para resguardar a sus familias
Los pobladores de Siqui Siquía se organizaron para resguardar a sus familias.

Fuente: Unitel



La tranquilidad del pueblo de Siqui Siquía, un valle del municipio de Sipe Sipe en Cochabamba, se vio afectada hace un mes, cuando una escolar de 14 años fue abusada sexualmente por un hombre en un camino entre su vivienda y su escuela.

De inmediato el caso alertó a todos los pobladores que se vieron envueltos en una ola de inseguridad y temor, acrecentada al conocerse de al menos otros tres casos más de violaciones a adolescentes, con el mismo modus operandi. El sujeto interceptaba a las víctimas en su moto, se ofrecía a llevarlas y luego las agredía.

Ante la ausencia policial y el poco interés de las autoridades en hallar al violador, los comunarios decidieron organizarse. Entre sus viejas calles y sus abundantes sembradíos empezaron a aparecer grupos de vecinos vestidos con chalecos, agarrando toletes y palos, con el objetivo de proteger a sus hijas e hijos.

Dos semanas después de los casos, un hombre fue detenido. Según la Policía, al menos dos víctimas lo reconocieron. Las pruebas para saber si el sujeto, que se encuentra en una cárcel de Cochabamba, es el violador serial de las escolares están aún pendientes.

Otro sujeto fue detenido este domingo, también denunciado por estar vinculado con las mismas violaciones. La Policía aún no ha aclarado si los dos aprehendidos actuaron juntos o si solo uno de ellos es el culpable.

Pese a estas dos detenciones, los pobladores de Siqui Siquía continúan patrullando. Aseguran que seguirán haciéndolo porque la inseguridad no cambiará hasta que las autoridades tomen medidas.

Para presionar a que haya un cambio, no solo organizaron las brigadas, también realizaron una marcha de protesta exigiendo justicia.

Un pueblo con seis policías

El municipio de Sipe Sipe solo contaba con seis policías para resguardar la seguridad de más de 50 mil habitantes.

La reacción de los comunarios de Siqui Siquía causó efecto parcial en las autoridades locales. El comando departamental de la Policía decidió cambiar al jefe policial de la zona e incrementar la cantidad de policías a 15, que, aunque aún es insuficiente, es un avance, dicen los vecinos.

Las autoridades del municipio dicen estar también dispuestas a asumir otras medidas de seguridad. Sin embargo, para los comunarios, aún no es suficiente. La delincuencia está creciendo en esta localidad, por lo que los guardias comunitarios seguirán patrullando, afirmaron.