Aduana radicaliza control del contrabando en las fronteras por la crisis económica en Argentina

Estos operativos serán permanentes hasta fin de año y luego se evaluará si el país vecino continúa con la devaluación de su moneda.

aduana

Fuente: ANF



Más de 500 militares, 100 efectivos aduaneros con cámaras corporales, 50 vehículos patrulleros y varios drones se sumarán a los actuales controles fronterizos en los límites con la República Argentina para controlar la internación de mercadería de contrabando, actividad que se intensificó por la devaluación de la moneda del país vecino.

La presidenta ejecutiva de la Aduana Nacional, Karina Serrudo, llegó hasta el departamento de Tarija para anunciar la implementación de un plan que intensifica los controles en las fronteras con Argentina a instrucción del presidente del Estado, Luis Arce.

“Se ha incrementado el contingente militar en más de 500 militares que van a estar en toda la frontera Argentina. Por parte de la Aduana, también hemos incrementado nuestro personal con 100 funcionarios que van a estar vigilando todas las rutas con los militares. Hemos traído más de 50 vehículos que van a estar transitando por estas rutas en los puntos de inspección temporales que tenemos. También hemos traído tecnología para el monitoreo de estas rutas, de estos camiones con contrabando, consistentes en drones, en cámaras corporales para la seguridad de nuestro personal que graba en todo momento estos operativos”, indicó Serrudo.

Los controles comenzaron el 7 de este mes en la localidad de Yacuiba donde se comisaron ocho camiones que transportaban toneladas de maíz, soya, harina, comestibles y bebidas alcohólicas; además de 10 vehículos indocumentados. En Bermejo se incautó 12 toneladas de mercancía de contrabando y 4 autos ilegales. En Tarija se logró decomisar 10 autos indocumentados y 60 toneladas de mercancía ilegal proveniente de los diferentes puntos de control. Posteriormente se dirigirán a la localidad fronteriza de Villazón.

Estos operativos serán permanentes hasta fin de año y luego se evaluará si el país vecino continúa con la devaluación de su moneda.