Aprehenden a una persona y allanan seis viviendas por el caso de policías heridos en el trópico de Cochabamba

La Policía ya encontró dos de las armas de fuego que fueron arrebatadas a los policías durante el ataque y aún se buscan tres pistolas.

Fuente: Unitel

Un hombre fue aprehendido y seis viviendas fueron allanadas por el caso de los cinco policías que fueron heridos en la localidad de Santa Rosa Eñe, en el trópico de Cochabamba, informó el director general de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Gregorio Illanes.



Oficinas de Umopar. Foto archivo: Dained Nogales
Oficinas de Umopar. Foto archivo: Dained Nogales.

“Hemos podido realizar la aprehensión de Ángel Q. G., es una persona que habría participado (en la agresión). Este señor se había sacado una polera que estaba ensangrentada y botó para cambiar su paraciencia”, indicó este lunes Illanes en La Revista.

Illanes también informó que se allanaron seis domicilios donde se encontraron sustancias contraladas, coca, insumos químicos sólidos y líquidos para la elaboración de droga. Además se recuperó parte de las armas que fueron arrebatas a los uniformados durante el ataque.

“Con el apoyo de los dirigentes se ha podido realizar una búsqueda minuciosa donde se ha encontrado el armamento largo, se ha encontrado el armamento corto, quedando simplemente tres pistolas por recuperar”, detalló el jefe policial.

Illanes relató que el pasado viernes cerca de las 18:20, una patrulla de Umopar ingresó a la zona de Santa Rosa Eñe e identificaron una casa que se encontraba con las puertas abiertas y en el interior dos mujeres manipulaban sustancias controladas.

El jefe de la Felcn indicó que los policías actuaron ante el delito en flagrancia y detuvieron a las dos mujeres y se incautó la droga. Sin embargo, las ambas detenidas comenzaron a gritar y llegaron otras personas, quienes presuntamente estaban bajo el efecto de bebidas alcohólicas.

“Algunos malos vecinos acuden al lugar y arrojan piedras, palos y petardos”, señaló Illanes y añadió que al ver la cantidad de personas, los policías se trataron de resguardar en dos habitaciones, donde también llevaron la droga y a las detenidas.

Sin embargo, los vecinos rompieron la puerta y sacaron las drogas y a las detenidas. Y agredieron a los uniformados, de los cuales uno se encuentra internado en terapia intensiva en la clínica Incor en Santa Cruz.