Las autoridades impuestas por Putin en las regiones ocupadas del este de Ucrania bloquearon Google

Los aliados del Kremlin en Donetsk y Lugansk dijeron que el buscador más popular de internet “promover la violencia contra los rusos”

El logo del organismo de control de las comunicaciones en Rusia, Roskomnadzor, reflejado sobre una computadora en la que está activo el buscador Google (REUTERS/Maxim Shemetov/Illustration/Archivo)El logo del organismo de control de las comunicaciones en Rusia, Roskomnadzor, reflejado sobre una computadora en la que está activo el buscador Google (REUTERS/Maxim Shemetov/Illustration/Archivo)

Fuente: Infobae.com

Las autoridades de dos regiones separatistas prorrusas del este de Ucrania anunciaron este viernes que bloquearon el motor de búsqueda Google, acusando a la compañía estadounidense de promover la violencia contra los rusos.



«Decidimos bloquear Google en el territorio» de Donetsk, aseguró el dirigente separatista Denis Pushilin en Telegram, al acusar al gigante estadounidense de promover «la violencia contra los rusos, en particular el pueblo de Donbás». La vecina provincia de Lugansk tomó la misma medida el jueves, según su líder rebelde local, Leonid Passechnik.

“Si Google deja de aplicar su política criminal y vuelve a cumplir la ley, la moral y el sentido común, entonces no habrá ningún obstáculo para sus operaciones”, agregó.

Pushilin acusó a Google de trabajar “abiertamente por orden de sus curadores en el gobierno estadounidense”.

Por su parte, Passechnik dijo: “La guerra no es solo misiles que llueven sobre nuestras ciudades, sino también por la nube de información falsa que nos envía Ucrania. Por desgracia, Google se ha convertido en su principal arma”.

“Podemos prescindir de Google. Si mejoran, si empiezan a respetar a la gente, entonces nos plantearemos restaurar” el motor de búsqueda, añadió.

Donetsk y Lugansk se autoproclamaron repúblicas independientes en 2014 y ambas regiones conforman la cuenca minera del Donbás, parcialmente controlada por los separatistas prorrusos desde ese año y que concentra actualmente los combates entre fuerzas rusas y ucranianas.

Las autoridades separatistas prorrusas del este de Ucrania, al igual que Rusia, han tratado de reforzar su control sobre la información desde que Moscú lanzó su ofensiva contra Ucrania el 24 de febrero.

Rusia adoptó nuevas leyes que castigan con penas de prisión la publicación de lo que las autoridades consideran “falsas informaciones” sobre el ejército o sus operaciones militares en el exterior.

Las autoridades rusas bloquearon el acceso a las redes sociales Instagram, Facebook y Twitter, y tomó acciones legales contra el gigante tecnológico Meta, al que acusó de propagar “llamados a matar” rusos.

Con información de AFP