Santa Cruz: Afines al MAS marchan contra la corrupción y exigen justicia por el caso ítems fantasmas

Unas 300 personas marcharon hasta el Palacio de Justicia para rechazar el pedido de la exalcaldesa interina Angélica Sosa para defenderse en libertad
Juan Carlos Fortún, Eduardo Ruilowa

 



Cerca de las 10:00 de este viernes, 1 de julio, las organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) en Santa Cruz partieron en una marcha pacífica desde el Parque Urbano hasta el Palacio de Justicia para exigir que se esclarezcan todos los casos de corrupción destapados en la anterior gestión municipal, especialmente por los 800 ítems fantasmas.

Alrededor de 300 personas asistieron a la movilización convocada por los concejales del MAS en rechazo a un reciente pedido de la exalcaldesa interina Angélica Sosa para defenderse en libertad contra todos los delitos a los que se la acusa.

“Venimos a protestar porque nunca han llegado obras a los barrios, porque han preferido esos secretarios adueñarse del dinero y darles a otras personas particulares. Todos los vecinos marchan para pedir justicia y que Angélica Sosa no salga de prisión. Ella tiene que estar presa con todos sus bienes incautados y devolver todo el dinero al municipio de Santa Cruz de la Sierra”, dijo la concejala suplente del MAS, Noemi Rivera.

“Soy ítem fantasma, gano dinero sin trabajar”, coreaban al megáfono algunos de los manifestantes vestidos con túnicas blancas simulando ser fantasmas. En la protesta participaron transportistas, gremiales, juntas vecinales, juventudes del MAS y distintas organizaciones sociales.

Angélica Sosa fue sentenciada el pasado 24 de diciembre a 120 días de detención preventiva en Palmasola por los delitos de incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado en el caso ítems fantasmas. En abril recibió otra sentencia de cuatro meses en el marco del caso por los 1.205 contratos sospechados de irregulares en su gestión.

Vea las gráficas de la marcha/Fotos: Jorge Ibáñez