Taxis autónomos, nuevos modelos presentados en China

El taxi autónomo es el futuro del transporte privado de pasajeros dentro de las ciudades. El poder pedir un coche desde el móvil, que llegue en pocos minutos, y que te lleve a cualquier lugar, sin conductor, permitirá ampliar la flota y configurarla en función de la demanda, de forma que la cantidad de coches autónomos en verano, con muchos turistas, se multiplicaría fácilmente en poco tiempo.

Para comprobarlo, basta con intentar pedir un taxi por la noche en la ciudad de Barcelona en una noche de julio o agosto, es prácticamente imposible, muchos conductores están de vacaciones, y la demanda supera con mucho la oferta. Si tuviéramos miles de coches autónomos esperando, dicha demanda se atendería fácilmente.



Baidu es una de las empresas que está apostando más fuerte por el tema, y ahora acaba de presentar el próximo vehículo que se unirá a su servicio de taxis autónomos, el Apollo RT6, un coche que, según dicen en la nota de prensa, tiene las habilidades en la carretera de un conductor con 20 años de experiencia.

Aunque según la ley en China, estos coches aún necesitan la presencia de un conductor de seguridad, creen que en un futuro el volante no sería necesario, y se podría sustituir el espacio por asientos adicionales, máquinas expendedoras, escritorios o consolas de juegos.

Cada Apollo RT6 costaría unos 35.000 euros, mucho menos que modelos anteriores, por lo que están pensando en crear decenas de miles de vehículos automatizados en toda China.

Baidu quiere que el RT6 se una a su flota existente en la segunda mitad de 2023.

El coche cuenta con 38 sensores. Hay ocho sensores de detección de luz y alcance (Lidar), un radar de onda de 6 mm, 12 sensores ultrasónicos y 12 cámaras.

Los taxis autónomos de Baidu ya se están probando en viajes controlados en 10 ciudades de China, incluidas Shenzhen, Shanghái y Beijing, y han realizado más de un millón de viajes desde 2020.

Fuente: Link