Tuto revela chats y asegura que en 2019 representantes del MAS aceptaron a Jeanine Añez

LA EXDIPUTADA LIDIA PATTY ACUSÓ DE TRAICIÓN A ADRIANA SALVATIERRA Y SUSANA RIVERO (MAS)

El expresidente Quiroga se presentó ayer ante la Fiscalía, que lo convocó a declarar por el caso Golpe I. Después, difundió un documento en el que cuenta su actuación en las reuniones de diálogo y pacificación.

 

Fuente: Página Siete/ La Paz 

El expresidente Jorge Tuto Quiroga reveló chats que sostuvo con representantes del MAS en 2019, cuando se produjeron las reuniones de diálogo y pacificación. El exmandatario contó que las delegadas de ese partido aceptaron que Jeanine Añez asuma la Presidencia.

Quiroga se presentó ayer ante la Fiscalía, que lo convocó a declarar por el caso Golpe I. Después, dio una rueda de prensa y difundió el documento Ante la tramoya I: La verdad sobre la transición constitucional en Bolivia, facilitada por Iglesia, UE, España y NNUU.

El exmandatario -en ese escrito- indica que tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia y ante el momento de profunda crisis, “Bolivia encontró una sucesión constitucional, construyó una transición a nuevas elecciones, y se entregó el mando del país al presidente Luis Arce”, todo ello gracias a la mediación de la Iglesia, la facilitación de la Unión Europea (UE), del delegado del Gobierno de España y del enviado especial de Naciones Unidas (NNUU), y sobre todo al concurso de todos los parlamentarios, en particular del MAS.

Invitación al diálogo

Quiroga, en el documento, detalla que alrededor de las 14:30 del 11 de noviembre de 2019 recibió la invitación a un encuentro, convocado por la Conferencia Episcopal, liderada por monseñor Eugenio Scarpellini, y facilitado por el entonces embajador de la UE León de la Torre y el enviado especial de España Carmelo Angulo.

La cita estaba prevista para las 17:00, pero Quiroga cuenta que pasadas las 16:00, el embajador europeo le informó que la reunión se postergaba, porque el avión mexicano no pudo ingresar a Bolivia a recoger a Morales. “El embajador me avisa que los representantes del MAS condicionaban el inicio del diálogo al ingreso de la aeronave mexicana para permitir la salida de Evo Morales”, añade.

El exmandatario señala que el diplomático europeo y la Iglesia le solicitaron si podía averiguar sobre las dificultades de ingreso del avión mexicano y transmitir la preocupación de la comunidad internacional e Iglesia a algún funcionario aeronáutico, porque ellos no estaban teniendo éxito en sus pedidos.

Quiroga señala que les dijo que “con gusto” si le conseguían, por vías diplomáticas, el teléfono de algún oficial responsable, y siempre y cuando la posición de suspender el diálogo, por ese motivo, se la transmita la entonces senadora Adriana Salvatierra, “para evitar tergiversaciones o manipulaciones posteriores que nos sindiquen de estar ‘expulsando’ a un presidente contra su voluntad”.

“A los pocos minutos -se lee en el escrito de Quiroga- la senadora me ratifica la exigencia masista: la reunión de pacificación no se podía instalar hasta que el avión mexicano ingrese al país para llevarse a Evo Morales”.

Después de que le pasaran el número de un alto oficial de la FAB, a quien dice no conocer, Quiroga relata que le transmitió las inquietudes, y que el oficial le dijo que hubo un malentendido, el cual ya había sido solucionado. Luego, remitió a los mediadores el permiso escrito que le facilitaron.

Los chats

Ese día, 11 de noviembre de 2019, relata Quiroga, fue imposible instalar la reunión porque Salvatierra indicaba que ella no estaba autorizada a reunirse hasta que el avión mexicano ingrese y salga de Bolivia con Morales a bordo.

Luego de retirarse, y ya en su casa, alrededor de las 21:09 –indica en el documento- Quiroga recibió “varios” mensajes de Salvatierra, uno de ellos “señalando que el avión mexicano tenía problemas para aterrizar en Chimoré, lo que fue una falsa alarma, porque aterrizó”.

El otro chat que cita es el relacionado a Susana Rivero (MAS). Quiroga señala que en esos encuentros buscó evitar que Bolivia colapse, y que contribuyó con la mejor buena voluntad por el país, hasta para ayudar a Rivero, de quien –señala- lo contactó después de que se retiraron de la UCB, pasado el mediodía del 12 de noviembre, a través de Salvatierra. “Me expresó la angustia que le causaban los insultos soeces que recibía, porque ella pensaba que algunos venían de sectores institucionales. Ellas saben que aborrezco los insultos y que ayudé hasta el final en todo lo que pude”, comenta (ver fotos)

La sucesión presidencial

Quiroga narra que, en la reunión del 12 de noviembre de 2019, con Morales ya fuera del país, se abordó el tema de la sucesión presidencial, entre otros asuntos.

El exmandatario sostiene, que como el tema está normado por los artículos 169 y 170 de la Constitución y por la Declaración Constitucional 003/2001 (sucesión “ipso facto”), y ante la partida al asilo de Morales y Álvaro García Linera, “estaba claro que la Presidencia iba a recaer en un parlamentario(a)”.

Señala que para hacer frente a esa discusión planteó a los tres legisladores presentes que tengan una reunión aparte con Scarpellini para que nadie acuse después que extranjeros o líderes que no eran legisladores infringieron potestades congresales.

“Así se hizo. Después de alrededor de una hora los congresistas se reintegraron a la mesa, donde las dos parlamentarias del MAS señalaron, sin dar mayores detalles de la reunión pequeña, que en virtud a las circunstancias que atravesaba el país lo más conveniente era que asuma un senador(a) de oposición, eso mostraba que ellas declinaban asumir el cargo; en esa línea señalaron que no tenían problema alguno con la senadora Añez, pero preferían al senador Zamora”, se lee en el documento.

Lidia Patty, exdiputada del MAS y denunciante en el caso Golpe I, acusó de traición a Salvatierra y Rivero, y dijo que deben ser procesadas. “Tienen que ser procesadas. Hemos jurado encima de la Constitución defender nuestra patria. Ellas por qué tenían que renunciar ese rato, por qué (…). Para mí es una traición que con el Tuto, con el Mesa, con Samuel Doria Medina se han sentado tomando tecito”, afirmó.

En tanto que Morales aseguró que Quiroga “se inventa cuentos que nadie cree”. “Eterno perdedor. Nunca nos ganó una elección y entró a Palacio Quemado con golpe, como su mentor Banzer”.

Samuel Doria Medina, dirigente de Unidad Nacional y quien también declaró ayer ante la Fiscalía por vía virtual, aseguró que asistió a las reuniones de la UCB porque el entonces ministro de Justicia Héctor Arce Zaconeta le llamó y le “suplicó” que vaya. “La oposición evitó la ruptura democrática”, aseguró el político y empresario.

La Fiscalía informó que para la próxima semana están programadas la toma de declaraciones del gobernador Fernando Camacho y de su padre.