En medio de una creciente tensión por el comercio de coca de los Yungas en La Paz, el alcalde de La Paz, Iván Arias, se ofreció de mediador para un diálogo entre el sector en conflicto y el Gobierno, de manera que se resuelva pronto el problema que genera enfrentamientos en las zonas de Villa Fátima y Villa El Carmen.

«No puede ser que estemos ciegos a esta situación que está poniendo en incertidumbre a la gente. No es mi competencia pero si alguna mediación necesitan, alguien que genere confianza y que sepan que piensa en el bien común, el alcalde de La Paz se ofrece para bajar esa tensión y mediar en oficinas de la Alcaldía», afirmó Arias.

Cocaleros afiliados a la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) se movilizan desde la anterior semana en demanda del cierre del mercado de Villa El Carmen, donde se instaló otro grupo de cocaleros.

Los vecinos de esa zona y Villa Fátima expresaron su preocupación y alarma, pues de estas movilizaciones emergen detonaciones de dinamita por parte de cocaleros, y gases lacrimógenos así como bolas de pintura como respuesta de la Policía. Se pidió un diálogo urgente para frenar los enfrentamientos.

«Dejemos de convertir a Villa El Carmen en un campo de guerra. Ahí vive gente, ciudadanos de La Paz que necesitan vivir, trabajar, mandar a sus hijos a la escuela. Es cuestión que se sienten a la mesa de diálogo, yo me sumo a este pedido de diálogo en la zona», dijo.