Arreglo del sistema eléctrico y limpieza se hacen esperar en el mercado Mutualista

Los comerciantes están a la espera de la reparación del sistema de electricidad para que les permitan abrir los puestos que no se quemaron. En la construcción del sector usufructo hay una pared que está con rajaduras y puede desplomarse

Juan Carlos Fortún

Fuente: El Deber



A tres días del incendio en el mercado Mutualista, los gremiales del sector de usufructo y los conocidos como la zona de los 8.000 metros, aguardan la ayuda de las autoridades para reactivar sus ventas.

En el lado del comercial están sin energía eléctrica porque el cableado quedó en mal estado y en el otro sector aún buscan entre los escombros sus fierros y algunas cosas que han resistido al fuego del pasado domingo y la madrugada de lunes.

De acuerdo con los comerciantes, las llamas llegaron a los pasillos 12 y 13 de la construcción de dos plantas del sector apegado a la avenida Mutualista, quemando mercaderías y dañando toda la conexión eléctrica. Además, la pared quedó con rajaduras.

Ayer, presidentes y socios de algunas de las asociaciones del mercado Mutualista usufructo, como ser las 5 de Septiembre, 15 de Mayo, 10 de Abril, 12 de Octubre y 29 de Marzo, se reunieron con representantes de la Confederación de Gremiales de Bolivia, entre ellos Juan Carlos García, para ver qué tipo de ayuda pueden gestionar ante las autoridades nacionales.

El presidente de la Asociación 5 de Septiembre, Marcos Fernández, señaló que una de las prioridades es la reconstrucción de la pared que divide al inmueble de dos pisos con el predio afectado.

“Esto con el fin de darle seguridad al socio que va a empezar a trabajar, pero mientras no haya esa reconstrucción,el gremial no podrá entrar a vender y los pasillos van a quedar clausurados, porque hay peligro de que esa pared se derrumbe. Además, los que pertenecen a los 8.000 metros también están en riesgo, porque el muro puede caer a su lado”, dijo el comerciante.

Por su parte la delegada de la Federación de Comerciantes Minoristas por Cuenta Propia, Karoly Arias, agregó que también están sin agua. “No hemos tenido daños materiales de consideración, pero al arderse los cables de la planta alta afectó al sistema eléctrico y también a nuestra bomba de agua”.

Quedaron afectados dos paneles eléctricos y el cableado. Tras una inspección de la CRE, realizada el martes, les informaron que no podían conectarles la luz hasta que realicen el cambio del cableado. “Entonces mientras no hagamos ese mantenimiento, no nos van a instalar la luz, por eso no podemos reabrir el mercado. Las autoridades han ayudado a los comerciantes de los 8.000 metros, por eso también pedimos esa ayuda”, acotó.

Con respecto a la limpieza que se tiene que realizar, el secretario municipal de Seguridad Ciudadana y Abastecimiento, Ariel Lino, informó que están a la espera de los últimos informes para poder retirar con maquinaria pesada los escombros que aún permanecen en el lugar.

Sobre los asentamientos temporales anunciados por el alcalde Jhonny Fernández dentro del tercer anillo interno y externo, Lino agregó que por seguridad aún no pueden asentarse en la zona. “Tenemos una planificación para ubicarlos en la zona de los parqueos, que será de manera provisional hasta que ellos puedan ingresar nuevamente”, explicó el secretario y agregó que están haciendo un relevamiento de datos.

Comerciante fallecida

Una mujer, identificada como Martha Escobar, falleció el martes en la noche de un infarto tras ver su negocio convertido en cenizas. La comerciante, de 61 años vendía carbón y ropa interior desde hace 25 años en el mercado Mutualista.

Según contó una de sus hijas, la mujer tenía problemas cardiacos y por eso sus familiares no le habían informado del siniestro, pero no resistió al encontrar solo cenizas y fierros retorcidos en lugar de su mercadería.

Una ambulancia la trasladó hasta un centro asistencial, pero más tarde sus hijos confirmaron que falleció por un paro cardiaco.

Denuncia

Tras la denuncia realizada por el concejal de Demócratas, Manuel Saavedra, sobre un camión de bomberos adquirido por la comuna que nunca entró en funcionamiento, el secretario Lino explicó que el carro se recibió en calidad de donación, pero no se cumplieron los requerimientos correspondientes que establece la norma para la recepción final del motorizado. “No se cumplió con el procedimiento adecuado y por eso el camión no fue recibido. En cualquier donación que se proponga, se tienen que cumplir con los requisitos y solicitamos esto a la parte privada pero no lo entregaron y por eso no hubo la recepción”, explicó.