Asfixia a medios va en contra del pluralismo y viola la Constitución de Bolivia

La asfixia económica fue y es un mecanismo muy utilizado por Evo Morales y ahora Luis Arce, porque de lo que se trata es eliminar el pluralismo “y me temo que no vaya a ser el último caso, y se debe justamente a la falta de una normativa para la asignación del anunciaje gubernamental”, afirmó el expresidente de la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), Antonio Vargas.

  • Periodistas durante su cobertura diaria en Cochabamba. | José Rocha

 

Fuente: Los Tiempos
Wilson Aguilar

El gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) tiene como objetivo eliminar la pluralidad de voces con la asfixia económica y presión política que se hace contra el diario Los Tiempos, sin importar que viola la Constitución Política del Estado (CPE) y la normativa internacional, que son de aplicación preferente, según la carta magna, señalan abogados y exdirigentes de periodistas.



“El objetivo de premiar, castigar a los comunicadores sociales y a los medios de comunicación en función de sus líneas informativas atenta contra la libertad de expresión y debe estar expresamente prohibido por ley. Claramente aquí se está afectando la pluralidad de medios y el derecho a la información que tenemos todos los bolivianos”.

Ramiro Orías, integrante de la Fundación para el Debido Proceso y asesor legal de la Red de Apoyo y Protección al Periodismo (RAPP) impulsada por la Fundación para el Periodismo, dijo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el año 2000, adoptó los principios sobre la libertad de expresión que constituyen las principales garantías para la defensa de la libertad de expresión y de la prensa libre e independiente.

Violación

Sin embargo, el legista fue más allá al indicar que la asfixia económica y presión política va claramente contra los artículos 106 y 107 de la Constitución Política del Estado y la normativa internacional, que también está expresa en la carta magna.

“Los artículos 106 y 107 garantizan el derecho a la comunicación e información de todos los bolivianos y, por lo tanto, ese derecho tiene que estar conforme a las interpretaciones de la Convención Americana de Derechos Humanos, eso resguarda el pluralismo informativo. Además, los convenios y otros mecanismos internacionales que en la Constitución establece la aplicación directa y preferente, forman parte del bloque de constitucionalidad”, dijo.

Desesperación

El expresidente de la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), Antonio Vargas, señaló que las acciones tomadas contra Los Tiempos son debido a la “desesperación del propio Gobierno” por sus acciones que no son precisamente buenas y que se ven reflejadas en los medios.

“Ahora le ha tocado a Los Tiempos y le está asfixiando económicamente con un recurso que es de todos los bolivianos, porque el dinero del TGN que se asigna para el anunciaje gubernamental pertenece a todos los bolivianos, debería haber una distribución equitativa e igualitaria respetándose en todo momento la equidad y simetría”, indicó.

Agregó que la asfixia económica fue y es un mecanismo muy utilizado por Evo Morales y ahora Luis Arce, porque de lo que se trata es eliminar el pluralismo “y me temo que no vaya a ser el último caso, y se debe justamente a la falta de una normativa para la asignación del anunciaje gubernamental”. 

Gremio debilitado

A su vez, Edgardo Vásquez, exejecutivo de la Federación de Periodistas de La Paz, señaló que esta práctica habitual de castigar o premiar a los medios también ha puesto al desnudo la debilidad de los sindicatos de trabajadores de la prensa y que esto se refleja en la poca defensa de sus fuentes de trabajo, dejando solos en su mayoría a los trabajadores de medios afectados.

“Lamentablemente, las entidades matrices de los trabajadores de han sido cooptadas por el Gobierno, que, a cambio de favores, se han alineado con el gobernante y la fuerza de defensa de fuentes laborales se han debilitado”, indicó.

La libertad de expresión

Según el abogado Ramiro Orías, “ conforme se ha interpretado el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH), la libertad de expresión protege el derecho a difundir ideas e informaciones de toda índole, así como también el de recibir y conocer las informaciones e ideas difundidas por los demás. De esta manera, este derecho tiene una doble dimensión: una individual —la difusión de opiniones, ideas desde los medios—, como una dimensión social —el derecho de todos a conocer esas ideas y opiniones—, lo que constituye la base del pluralismo informativo”.

Lea también: En 18 meses, Gobierno pagó más de Bs 7 millones por publicidad a cadena venezolana Telesur