Concejalas de C-A denuncian que son acosadas y hostigadas tras descubrir la presencia de extraños en oficinas municipales

Lola Terrazas y Noemy Centellas atraparon a un hombre que las seguía y les tomaba fotografías, quien resultó ser un funcionario municipal y no quiso decir quién lo enviaba «por lealtad a sus jefes»

Alvaro Rosales Melgar

 



Las concejalas de Comunidad Autonómica (C-A), Lola Terrazas y Noemy Centellas, dicen que no pueden sentarse ni a tomar un café después de denunciar la presencia de personas ajenas a la Alcaldía pernoctando y en poder de petardos en oficinas municipales durante el paro departamental. Ambas autoridades sentaron una nueva denuncia contra unos funcionarios municipal por acoso político y hostigamiento.

¿Qué fue lo que ocurrió? Según el relato de la concejala Centellas, tras finalizar su jornada laboral se dirigió a una cafetería con su colega como parte de sus actividades privadas y extralaborales, cuando se dieron cuenta de que dos individuos las siguieron y les tomaban fotografías.

De inmediato encararon a estas personas, que en lugar de dar explicaciones huyeron del lugar, pero no contaban con que las concejalas los atraparan para increparlos, logrando atrapar a una de estas personas que resultó ser un funcionario municipal.

La situación se da horas después de que las ediles de C-A sentaran una denuncia contra el secretario municipal de Administración y Finanzas, Mario Centellas, y de otras personas, por al menos cuatro delitos: uso indebido de bienes del Estado, instigación a delinquir, asociación delictuosa y uso de influencias.

La denuncia contra Centellas se dio tras una inspección sorpresa de las concejalas que descubrieron en el edificio central de la Alcaldía a personas ajenas a la comuna haciendo vigilia, pernoctando, consumiendo bebidas y en poder de petardos en un horario no habitual, quienes en lugar de dar explicaciones salieron huyendo del lugar que es custodiado permanentemente por guardias municipales.

Sobre esta denuncia, la Alcaldía tiene otra versión. Juan Carlos Solares, director General de la comuna, dijo que los petardos se acopiaron ante amenazas de toma de instituciones en el contexto del paro interinstitucional de 48 horas que se cumplió hasta ayer.

 

Volviendo al momento de temor que vivieron las concejalas este miércoles por la noche, estas increparon a individuo y fue ahí que descubrieron que es funcionario de dicha Secretaría, pero este se negó a decir quién los enviaba «por lealtad a sus jefes».

«Ya sabemos de quién viene y quién lo mandó», apuntó la concejal Centellas desde las oficinas de la Fuerzas Especial de Lucha contra la Violencia (Felcv), donde sentaron la denuncia por acoso político y hostigamiento, además de entregar el celular del funcionario para su respectiva investigación. El hombre quedó en manos de las fuerzas de seguridad y en las próximas horas se definirá su situación jurídica.

En declaraciones a EL DEBER, la concejala Terrazas expresó que la denuncia que realizaron por la presencia irregular de personas en oficinas municipales no es por una cuestión personal, sino por una responsabilidad en su rol de fiscalización que afecta a intereses y a las responsabilidades administrativas del Ejecutivo municipal.

«Es lamentable tener que decir que el Ejecutivo municipal esta personalizando el delito, cumplimos una obligación. Fiscalizar no es un derecho, es una obligación establecida en las normas vigentes y como hay autoridades que han visto que le iba a caer la responsabilidad de una denuncia han enviado a su gente a seguirnos, hostigarnos y amedrentarnos», sostuvo Terrazas.

 

La concejala de C-A sostuvo que el secretario Centellas debe brindar la información respectiva y decir quién autorizó que la Alcaldía se convierta en un cuartel.

«Al Ejecutivo municipal le molesta la fiscalización, tanto trabajo que tenemos para hacer seguimiento y ahora tenemos que sentar denuncias para que nos den garantías para hacer nuestra labor», lamentó.

Ambas autoridades señalaron que cualquier situación anormal que les ocurra a ellas o a su entrono será responsabilidad de las personas denunciadas.