La Semana Económica: El discurso de la estabilidad y el problema del combustible

 

“Estabilidad económica”



Fuente: Emilio Martínez – publico.bo

En su mensaje presidencial del 6 de agosto, Luis Arce volvió a remarcar la “estabilidad económica” vivida en Bolivia, que de forma poco clara conectó con “la industrialización y sustitución de importaciones”.

De esta forma, remachó en el discurso oficial exitista que habla del “país con la economía más estable y la inflación más baja de la región”, como dijera el propio mandatario en un video dirigido a los bolivianos en el exterior.

O, en palabras del ministro Marcelo Montenegro: “La economía está recuperándose, se está reconstruyendo de manera adecuada con una meta de estabilidad de precios: si no hay estabilidad de precios, este crecimiento se puede entorpecer y hasta paralizar. Las medidas que vamos tomando permiten que esto siga recuperándose”.

Importación de combustible

Sin embargo, varios datos manejados por expertos muestran los problemas de mediano plazo que pueden complicar al “modelo”. Por ejemplo, señalan que YPFB se está quedando sin recursos para la importación de combustibles, que este año se acercaría a un costo récord de 1.000 millones de dólares.

El ex ministro de hidrocarburos Álvaro Ríos dijo que YPFB viene repatriando capitales de las empresas subsidiarias para este fin y que ahora se utilizarán también los recursos del Fondo Nacional del Gas (Fongas).

Eduardo Ibáñez, director de hidrocarburos y minas de la gobernación cruceña, opinó que “se evidencia un problema sistémico, la no reposición de reservas y la disminución de la producción de gas nacional”.

Coincidentemente, la Fundación Milenio señala a la importación de combustible entre los riesgos más importantes de la economía, junto a la caída de divisas y el déficit fiscal.

El litio y México

El canciller mexicano Marcelo Ebrard visitó Bolivia y acordó con su par Rogelio Mayta una cooperación bilateral para industrializar el litio de Potosí. Más concreto que los anuncios oficiales fue el de la alianza entre la startup boliviana Quantum con la mexicana Potencial Industrial, por la cual los autos eléctricos de la primera comenzarán a venderse en el país azteca desde noviembre.

En relación al litio, también se conoció durante la semana la demanda de los cívicos potosinos, de un 11% de impuesto destinado al departamento productor, así como una apertura para que distintas empresas privadas puedan participar de la producción, en un esquema no monopólico.

Avasallamientos y bloqueos

Particularmente álgido sigue siendo el conflicto por predios agrícolas en el departamento de Santa Cruz, donde traficantes de tierras procedentes de otras regiones del país vienen protagonizando enfrentamientos violentos contra productores y pueblos indígenas del lugar.

Los grupos de “interculturales” que en la última década se vienen asentando en reservas fiscales no disponibles exigen titulación de tierras, al punto de pedir una nueva Ley INRA y de montar importantes bloqueos carreteros como medida de presión.

A las puertas del paro de 48 horas en demanda del Censo 2023, estos grupos decidieron levantar sus bloqueos por algunos días, para “no ser confundidos con los cívicos”.

Emilio Martínez Cardona