Policía confirma que los dos agentes rescatados en afueras de la reunión del censo son de Inteligencia

Luego de ser increpados por permanecer en el lugar, fueron llevados a una unidad policial para evitar que la gente los agredPolicía confirma que los dos agentes rescatados en afueras de la reunión del censo son de Inteligencia

El momento en el que los dos agentes de la Policía bajan del auto en el que estaban, cerca a la vigilia, en Santa Cruz. 

El comandante de Radio Patrullas 110, Marco Cortez, confirmó anoche que los dos agentes rescatados de la zona donde se realizaba la reunión del censo, en el edificio de YPFB, en la ciudad de Santa Cruz, pertenecen a la unidad de Inteligencia de la Policía Boliviana y realizaban labores “preventivas”.



Cortez ratificó la versión que dio un coronel en el lugar de los incidentes y aclaró que los dos funcionarios no son extranjeros, luego de conocida la versión de que uno de ellos supuestamente era venezolano, según Asuntos Centrales.

No obstante, su presencia causó tensión e incidentes en el lugar, debido a que plataformas ciudadanas y población en general que estaba a la espera de las conclusiones de la reunión entre el Gobierno, autoridades subnacionales, universidad y técnicos del INE para tratar el tema del censo, interceptó a las dos personas que estaban en un motorizado, en el que había chalecos de la Policía y un arma.

Luego de ser interceptados, los dos hombres fueron golpeados por un grupo de vecinos que hacía la vigilia, ante las sospechas de que estaban armados y que su único fin era sembrar pruebas para incriminar.

El vehículo, color plomo y con placa 2467 GAY, en el que se encontraban los supuestos policías hasta pasada la medianoche continuaba en el lugar, ya que los activistas pincharon las llantas. Al final, el motorizado fue recogido por una grúa.

“Son venezolanos, que den la cara, qué están haciendo aquí, ahí está el arma, ahí está el rifle. Salgan del auto”, cuestionó anoche el grupo de personas que vigilaba el lugar.

Los dos hombres fueron llevados a una unidad policial para evitar que la gente los agreda físicamente, aunque en el ínterin fueron golpeados. En el vehículo quedó un rifle de aire comprimido, según los jefes policiales que hablaron con los medios.

Uniformados de la Policía que estaban en el lugar señalaron que su presencia era un trabajo “preventivo”.