Sube a 37 cifra de muertos por inundaciones en Kentucky

Se espera que el número de víctimas siga aumentando, a medida que los equipos de búsqueda y rescate se desplieguen por las zonas inundadas y recuperen más cadáveres.

USA Schwere Regenfälle verursachen schwere Überschwemmungen in Kentucky

 



Fuente: DW

Las inundaciones desatadas por las lluvias torrenciales en el este del estado de Kentucky han dejado al menos 37 personas fallecidas, entre ellas cuatro niños, dijo el lunes (01.08.2022) el gobernador Andy Beshear, al tiempo que advirtió que se avecina un clima más peligroso en la región.

Beshear reportó por la mañana 30 muertes, seguidas de cinco más en una sesión informativa por la tarde. Horas después confirmó en Twitter que había dos muertes más.

El gobernador aseguró que se espera que el número de fallecidos siga aumentando a medida que los equipos de búsqueda y rescate se desplieguen por las zonas inundadas y recuperen más cadáveres, una tarea obstaculizada por las lluvias de este lunes.

Algunas zonas de la región montañosa de los Apalaches siguen siendo inaccesibles tras las inundaciones que convirtieron las carreteras en ríos, arrastraron puentes y destrozaron casas.

«Hay potencial de tormentas severas hoy en todas las áreas afectadas», advirtió el gobernador.

El nivel de agua de la bifurcación norte del río Kentucky en Whitesburg subió hasta los 6 metros en cuestión de horas, muy por encima de su récord anterior (4,5 metros). Según científicos, esto es una señal inequívoca del cambio climático.

Las inundaciones afectaron a una región de Kentucky que ya sufría una pobreza extrema, provocada por el declive de la industria del carbón, que era el corazón de su economía.

El presidente Joe Biden emitió una declaración de catástrofe para el estado, que ya vivió una situación catastrófica en diciembre de 2021, cuando un tornado arrasó con el oeste del estado y murieron 60 personas.

Por su parte, la vicepresidenta Kamala Harris advirtió en Miami (Florida) que «la crisis climática está aquí, ha llegado» y urge tratarla como una emergencia global, por lo que la Casa Blanca destinará este año más de 1.000 millones de dólares a proyectos para combatir la crisis climática.

«La crisis climática está aquí, ha llegado, es una realidad y la experimentamos en tiempo real» en el país con devastadores incendios forestales, inundaciones e intensificación de huracanes, dijo Harris en una conferencia en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

«La devastación es real, el daño es real, el impacto es real y lo estamos viviendo en tiempo real», insistió Harris, para subrayar que «el tiempo de debate (sobre el cambio climático) se acabó hace tiempo» y urge actuar de inmediato «a medida que la crisis climática empeora».

gs (reuters, ap, afp, efe)