Cristina Kirchner presidirá hoy la sesión en el Senado en medio del pico de tensión entre el oficialismo y la oposición

A las 14, la Vicepresidenta dará comienzo al debate en el que se tratarán proyectos que pidió el ministro Sergio Massa. Se prevén fuertes cruces entre los legisladores del Frente de Todos y Juntos por el Cambio cuando se voten los pliegos de 47 jueces y conjueces

La Vicepresidenta está en el centro de la escena, por su acusación en la causa Vialidad y por la vigilia de los militantes frente a su domicilioLa Vicepresidenta está en el centro de la escena, por su acusación en la causa Vialidad y por la vigilia de los militantes frente a su domicilio

Fuente: Infobae.com

 



Argentina.- En medio de la tensión que se vive entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos a raíz de la causa Vialidad y del operativo policial en la casa de Cristina Kirchner, el Senado volverá a sesionar esta tarde, con la Vicepresidenta encabezando la sesión.

A partir de las 14, los legisladores buscarán sancionar dos proyectos de ley llegados en revisión desde la Cámara de Diputados: promueven un régimen de promoción para la industria automotriz y otra iniciativa que modifica la ley de promoción de la biotecnología moderna y la nanotecnología.

Las iniciativas ya cuentan con el consenso de las dos fuerzas políticas por lo que se prevé que, más allá de la discusión de algún punto en particular, tengan un trámite sin demasiados sobresaltos. Sin embargo, habrá dos momentos que, seguramente, concentrarán la tensión.

El primero será al principio de la misma cuando comiencen las cuestiones de privilegio. El acuerdo al que llegaron Juntos por el Cambio y el Frente de Todos es que serán “de tema libre” y ahí será el primer round de la tarde. “Va a ser fuerte. Todos los senadores van a pedir la palabra y le van a apuntar a la presidenta del Senado por los actos de estos días, el enfrentamiento con la Ciudad, los dichos respecto de la Autonomía de CABA y sus palabras desubicadas sobre Patricia Bullrich”, explicó una fuente del bloque opositor. “Vamos a discutir, vamos a responder golpe por golpe”, señaló por su parte un senador oficialista, que avizoró que el cruce entre los dos bloques se puede llevar buena parte del tiempo.

Ante la promesa de ambos bloques de no guardarse nada y llevar adelante la discusión, se verá si la presidenta del Senado observa e intenta ordenar el debate o si se retira y lo sigue desde su despacho.

Un dato no menor es que, por lo menos hasta ayer a la tarde, los diferentes sectores que conforman el Frente de Todos no tenían pensado movilizarse al Senado de la Nación en apoyo a la vicepresidenta Cristina Kirchner. “No está la intención de hacerlo, hay una parte de la gente que se mueve de manera orgánica, pero otra que va sola, con eso no podemos hacer nada”, explicó una voz del Instituto Patria.

El otro momento en el que se prevé que los y las senadoras seguramente levantarán la voz será cuando se comience a debatir el tratamiento de 47 pliegos para nombrar jueces y conjueces en diferentes juzgados del país.

La oposición había adelantado que estaba dispuesta a votar solo los pliegos de los jueces y conjueces de la provincia de Santa Fe, que van a estar destinados a los juzgados de Rosario. Desde el Frente de Todos advirtieron que, si no están dispuestos a acompañar al resto, tampoco iban a votar a los santafesinos, por lo que no se aprobaría ninguno de los pliego.

De los 47 pliegos, 22 corresponden a funcionarios judiciales que tendrán como destino los juzgados de la Capital Federal. En el caso de Santa Fe, en total se votarán los pliegos de un juez y seis conjueces para los juzgados de Rosario. En tercer lugar quedó la provincia de Buenos Aires con dos pliegos de jueces y otros cuatro de conjueces.

Los 12 jueces, conjueces y defensores restantes corresponden a cargos en las provincias de Tucumán (4), Salta (4), Misiones (3), Mendoza (2), La Rioja (2), Chaco (1) y Río Negro (1).

Para el final de la sesión quedará quizás el momento más distendido del encuentro, ya que el último pliego a tratar será el nombramiento de Daniel Scioli, nuevamente como embajador de Brasil.