Más avances para conseguir el reactor de fusión nuclear más grande del mundo

Desde Corea del Sur llegan grandes noticias en el mundo de la fusión nuclear. Un reactor ha alcanzado los 100 millones de grados centígrados, reactor desarrollado por investigadores de la Universidad Nacional de Seúl.

Estas temperaturas nos acercan más a la energía de fusión nuclear, simulando las condiciones que se dan en una estrella, donde la fusión nuclear es la responsable por producir energía limpia suficiente como para dar vida a la Tierra e iluminar a todo un sistema planetario.



La idea, como ya sabéis, es combinar dos núcleos con pesos atómicos bajos. Apretar el hidrógeno tanto que se junte con otro hidrógeno para formar Helio, y de esa forma obtener energía sin residuos radioactivos. La fisión nuclear, por otro lado, la de las centrales nucleares actuales, hace lo contrario, bombardea átomos para que se separen en dos, generando energía, pero produciendo desechos peligrosos.

Aún estamos a unas pocas décadas para poder presumir de aprovechar la fusión nuclear, ya que son necesarias altas temperaturas dentro de un reactor, para convertir la materia en plasma evitando enfriamiento demasiado rápido.

Lo difícil es contener el plasma dentro del reactor de fusión nuclear, para ello se usan campos magnéticos, evitando así que escapen el calor y el plasma. También se pueden crear presiones más altas más cerca del centro del plasma.

El caso es que en Corea han conseguido una densidad plasmática más baja y llegar a los 100 millones de grados centígrados, manteniendo la temperatura de forma estable (solo tuvo que detenerse debido a limitaciones de hardware).

Realmente no saben el motivo por el que el plasma es tan estable a temperaturas tan altas, sospechan que puede estar relacionado con iones más energéticos en el núcleo del plasma, pero el caso es que lo han conseguido.

La esperanza está en la colaboración internacional para la fusión nuclear, ITER, que promete producir energía neta en el reactor de fusión nuclear más grande del mundo para 2025.

Más información en newscientist.com y nature.com.

Fuente: Link