Líder supremo iraní acusa a Estados Unidos e Israel por protestas

Ali Jamenei afirmó que la muerte de Mahsa Amini fue un hecho “desolador”, pero las manifestaciones que hubo después no responden a la normalidad. Para él, fueron incitadas.

Ali Jamenei junto a militares en Teherán.

Ali Jamenei junto a militares en Teherán.



Fuente: https://www.dw.com

El líder supremo de Irán, el ayatola Ali Jamenei, acusó este lunes (03.10.2022) a Estados Unidos e Israel de fomentar la ola de disturbios y las protestas en el país tras la muerte de Mahsa Amini, la joven kurdo-iraní de 22 años detenida por la «policía de la moral” por supuestamente llevar mal puesto el velo. Tras dejar la comisaría en estado de coma el 13 de septiembre, la mujer murió 3 días después en un hospital, lo que desató una ola de malestar en distintas ciudades del país.

«Digo claramente que estos disturbios y la inseguridad han sido urdidos por Estados Unidos y el falso régimen sionista de ocupación (Israel), así como por sus agentes a sueldo, con la ayuda de algunos iraníes traidores en el extranjero», dijo el guía supremo en su primer comentario público sobre los disturbios provocados por la muerte de Amini.

Si bien concedió que el deceso de la joven fue un hecho «desolador”, aseguró que las protestas suscitadas después no son «normales”. «La reacción adecuada no era que algunos crearan inseguridad, incendiando mezquitas, bancos y vehículos particulares», afirmó el líder en una visita a la Universidad de Oficiales de las Fuerzas Armadas. «Quieren un Irán como el de la era Pahlavi (el último sha), que obedecía sus órdenes como una vaca lechera. Para ellos no se trata de la muerte de una mujer joven o el velo”, añadió.

Choques en la universidad

El movimiento de protesta volvió a prenderse este fin de semana entre los estudiantes, que se enfrentaron a las fuerzas de seguridad en Teherán el domingo. Según la agencia de noticias Mehr, unos 200 estudiantes se concentraron en la prestigiosa Universidad Tecnológica de Sharif y corearon consignas contra el sistema religioso vigente en la República Islámica, como «Mujer, vida, libertad» y «Los estudiantes prefieren la muerte a la humillación».

Además, eslóganes como «Muerte al dictador», en referencia a Jamenei, y «No queremos la República Islámica», han ido ganado protagonismo.

En la universidad, la policía disparó bolas de pintura, proyectiles de acero y gases lacrimógenos. La ONG Iran Human Rights (IHR), con sede en Noruega, difundió un video en el que se veía a policías en motos persiguiendo a estudiantes en un aparcamiento subterráneo. Y en otra grabación, se les veía llevándolos detenidos con las cabezas cubiertas con bolsas negras.

Por todo lo anterior, la universidad decidió suspender las clases presenciales e impartirlas solo de manera remota.