Unos 200 policías sientan presencia en el Plan 3.000 y calman los ánimos de enfrentamientos; mañana Arce estará ahí entregando el Juancito Pinto

El contingente policial busca evitar confrontaciones entre los que apoyan el paro indefinido que se acata en el departamento exigiendo el censo para 2023 y el grupo de choque en contra de la medida. El presidente Arce llegará a esa populosa zona para inaugurar la entrega del bono a los escolares

Ernesto Estremadoiro Flores Jessica Vega Muñoz

Santa Cruz.- En el Obelisco del Plan 3.000 y la Campana, un fuerte contingente policial se encuentra resguardando la zona, a vista de los pobladores que mantienen bloqueadas sus calles en apoyo al paro indefinido y otros en vigilia de rechazo de la medida.



La ciudadela ha sido el escenario conflictivo en anteriores paros movilizados, donde entre ambos bandos a punta de cohetes, palos y piedras se han enfrentado, situación que busca frenar la Policía, por lo que sentó presencia con mayor cantidad de uniformados.

En un recorrido que hizo EL DEBER, observó que hay personas apostadas en la zona del Obelisco y algunas de ellas se encuentran en estado inconveniente y revientan petardos buscando alterar los ánimos, pero por la presencia del contingente policial cesaron. Del mismo modo, aparte de los vecinos que bloquean sus calles de forma pacífica, realizando diversas actividades en medio de la calle y sus aceras, en la zona de la Campana, a unos metros del otro grupo, también hay otro mitin de bloqueadores que trataban de responder a las provocaciones, aunque no reaccionaron.

Los efectivos que se encuentran uniformados y con escudos en mano señalaron que se tiene la instructiva de resguardar la zona y evitar los desmanes en este distrito, por lo que son unos 200 policías desplazados en este punto de la ciudadela.