Contribuyentes protestan por «abusos» de Impuestos Nacionales

En octubre, la administración tributaria informó que entre enero y septiembre de este año, aumentaron en 202,6% los controles tributarios en los nueve departamentos del país. Los controles coercitivos se incrementaron en 720,8%

Walter Vásquez

EL SIN dijo que el paro cívico reducirá los ingresos/Foto: ABI
EL SIN dijo que el paro cívico reducirá los ingresos/Foto: ABI

Fuente: El Deber

Personas naturales y jurídicas hicieron conocer su protesta por acciones del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) que consideran «abusivas» y que presuntamente no se enmarcan en la normativa vigente.



Según empresarios, que pidieron la reserva de su nombre por temor a represalias, hay casos en los que el SIN procede al congelamiento de cuentas sin previa notificación, por deudas impositivas que están siendo pagadas. En esos casos, el fisco realiza requerimientos a proveedores de esas empresas sancionadas para que el pago se haga a nombre de Impuestos Nacionales; y además realiza requerimientos a Tránsito para la confiscación de vehículos de propiedad de la empresa sancionada​.

“Este procedimiento, que toma meses, lo hicieron en tres días», contó uno de los contribuyentes a los que se aplicó esta medida, el cual antes del congelamiento de sus cuentas recibió información del propio SIN de que estaba realizando el pago de sus deudas impositivas de manera óptima y de que no era necesario solicitar un plan de pagos.

En otro caso, tras reclamar y demostrar que no había recibido ninguna notificación antes del congelamiento de sus cuentas, el funcionario de Impuestos se limitó a decir al contribuyente: “¿Quiere arreglar o no?”, en referencia a que acepte la multa por supuestamente no haber regularizado su situación tributaria.

Hay también casos en los que se aplican sanciones por haber presentado hace siete años facturas de terceras empresas que no declararon en su momento esas mismas facturas. Al observar el tiempo que había pasado, «me dijeron hay una nueva normativa que extiende el periodo en que se aplica” este tipo de sanciones, sin tomar en cuenta que estas normas no son retroactivas, sostuvo otro contribuyente.

Este medio solicitó al SIN información sobre estos procedimientos coactivos, pero no recibió respuesta hasta la publicación de esta noticia.

Las causas identificadas por las personas naturales y jurídicas que protestan por el accionar del SIN son varias, entre ellas, la mayor presión sobre el sector formal ante la menor cantidad de ingresos que tiene el Estado y los gastos crecientes que tiene el Gobierno central; y el «castigo» a las empresas cruceñas por el movimiento ciudadano en Santa Cruz en favor del censo en 2023.

En ese marco, la abogada corporativa Olga Villarroel de Click Law, informó a través de sus redes sociales que cerró su Número de Identificación Tributaria (NIT) de profesional independiente porque “el Estado no provee ni salud ni educación ni seguridad ni justicia”.

Decidí dejar de financiar al Estado, las gasificaciones y la violencia estatal. Hoy, cerré mi NIT y me uno a más del 80% de la economía en Bolivia que opera en el sector informal, totalmente libres de acoso impositivo”, afirmó.

“¿Para qué pagamos impuestos?…para que puedan usar nuestro dinero para hacer propaganda política y comprar votos; para que puedan pagar a marchistas y venir a nuestra casa a gasificarnos”, cuestionó.

El mes pasado, la administración tributaria informó que entre enero y septiembre de este año, aumentaron en 202,6% los controles tributarios en los nueve departamentos del país, como parte de la gestión para fortalecer el cumplimiento de los deberes impositivos de los contribuyentes, según un reporte de la agencia estatal ABI.

En ese período, los controles tributarios coercitivos (tareas de verificación y control de cumplimiento de deberes formales con la aplicación de sanciones cuando corresponda) se elevaron siete veces más al pasar de 867 a 7.116.

Los controles móviles de facturación (tareas de verificación y control directa del desarrollo de la actividad económica del contribuyente por un tiempo determinado) se elevaron de 28.221 a 73.844.

Los controles formativos (tareas de verificación y control que tienen por objeto informar sobre los deberes formales, obligaciones tributarias y la persuasión para su cumplimiento) se incrementaron de 27.232 a 89.438 .

Fuente: El Deber