División y acusaciones de pactos con el MAS en la pugna por la jefatura de bancada en Creemos

El bloque opositor tiene dos bandos que dan por legítimos a los diputados Leonardo Ayala (Beni) y Óscar Míchel (Santa Cruz). Un senador señala que son diferencias políticas internas, pero no ideológicas ni partidarias

ÁLVARO ROSALES MELGAR
Fuente: Unitel

La alianza Creemos fue el otro gran protagonista de la sesión preparatoria en la que se tenía previsto conformar la Directiva de la Cámara de Diputados para la legislatura 2022-2023, debido a que presentó dos jefaturas de bancada que ponen en evidencia la pugna interna en la que aparecen dos perfiles que son respaldados y anunciados como legítimos.

Se trata de los legisladores Leonardo Ayala (Beni) y Óscar Míchel (Santa Cruz), quienes cuenta con un respaldo dividido en el bloque opositor y este fue uno de los motivos, además de los problemas internos en el oficialismo, para que el presidente saliente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani (MAS), decidiera suspender la sesión hasta nuevo aviso.

En sus descargos, los respectivos asambleístas manifestaron que fueron acreditados para encabezar la bancada de Creemos en la Cámara Baja, pero tras suspenderse la sesión el resto de parlamentarios exhibió sus posturas y se lanzaron acusaciones de estar aliados con el oficalismo.



“Yo fui a una elección conforme a acreditación. Recibí el respaldo de 15 diputados para ser jefe de bancada”, manifestó Ayala aduciendo que la elección se llevó adelante el pasado 29 de octubre y fue convocada por el jefe de bancada saliente, el diputado José Carlos Gutiérrez.

$!Con documento en mano, Ayala expuso que tiene el respaldo de su bancada

Esto fue comunicado el 1 de noviembre al presidente saliente de la Cámara de Diputados, en un documento en el que Ayala expone que fue designado en “elección democrática” para que comande la bancada en la legislatura 2022-2023, siendo la alterna la parlamentaria Fabiola Guachalla, según reza documento al que tuvo acceso UNITEL.

Previo a esto también apareció otro documento, con fecha de 21 de octubre, en el que diferentes parlamentarios firman expresando su respaldo a Ayala, donde valoran que demostró “capacidad, idoneidad, responsabilidad y liderazgo” en el interior de dicha fuerza política.

Fue con este respaldo que Ayala postuló al diputado Sergio Maniguary Moura para que ocupe la cuarta secretaría de la directiva de la Cámara de Diputados, tema que ha sido respaldado por el jefe de bancada saliente, José Carlos Gutiérrez, pero no de los parlamentarios que apoyan de Míchel.

Mientras tanto, Míchel reconoció que Ayala fue candidato, pero aseguró que se dieron “maniobras, cichanerías y amenazas de por medio para que no se llegue a dar la elección”, por lo que se solicitó usar la forma de votación mediante voto secreto a ser depositado mediante ánfora. Según Míchel, cuenta con un respaldo de 13 firmas.

Y desde Creemos enviaron un documento a Unitel en el que figuran dos bandos de parlamentarios, que firman expresando su apoyo al diputado cruceño Míchel y al beniano Ayala.

$!Los documentos que respaldan a Ayala y Míchel, respectivamente

Una de las firmantes que respalda a Míchel es la diputada María René Álvarez, quien reconoció que hubo más de una posición institucional que derivó en la aparición de dos planchas, alegando también que la ruptura en el masismo (donde hay una pugna de la índoles similar entre ‘evistas’ y ‘arcistas’) afecta porque también desde el ofiacilismo respaldan la “plancha alterna” que no responde a los lineamientos políticos.

“Nuestra bancada fue violentada”, manifestó Álvarez en conferencia de prensa, concluyendo que es Óscar Míchel el parlamentario que fue designado por la mayoría de los diputados de Creemos, pero que “es el masismo y sus pactos los que respaldan una lista alterna de manera no oficial” para consolidar la elección de la directiva de la Cámara de Diputados.

En resumen, desde el interior de Creemos, el senador Erik Morón (Creemos) explicó que las peleas internas son parte del juego electoral y los bandos pugnan para tener espacios en la directiva de la Cámara de Diputados, las comisiones y los comités, donde hay diferencias políticas, pero no así ideológicas o partidarias.

De acuerdo con el reporte de una nueva sesión, que se dio tras la suspendida por el presidente saliente, los parlamentarios reinstalaron el encuentro para designar la directiva que quedó de la siguiente manera: Jerges Mercado (MAS), presidente; Isaías Duran Lazo (MAS), primer vicepresidente; Ingvar Ellefsen (Comunidad Ciudadana), segundo vicepresidente; María José Rodríguez (MAS), primera secretaria; Jorge Yujra Zárate (MAS), segundo secretario; José Maldonado Genio (Comunidad Ciudadana), tercer secretario; y Sergio Maniguary Moura (Creemos), como cuarto secretario.

Maniguary Moura es quien cuenta con el respaldo de los diputados Leonardo Ayala y José Carlos Gutiérrez, lo que genera rechazo entre los que respaldan Míchel.

“Lamentamos que den legitimidad a nuestros verdugos, nosotros estamos luchando contra los atropellos del Gobierno contra Santa Cruz, pero aquí se prestan diputados que dicen ser de oposición para alimentar intereses del MAS (…) Lamentamos esta sesión en la que se procedió de manera ilegítima y vulnerando el reglamento de la Asamblea”, acotó Álvarez.

El legislador Erwin Bazán resaltó que la sesión había entrado en cuarto intermedio y la nueva convocatoria estaba fijada para este lunes, pero fue una movida del masismo la que reinstaló la sesión sin la presencia del presidente saliente la Cámara Baja, Freddy Mamani. “En presencia de otros diputados de oposición instalaron de manera ilegal la sesión por tanto nosotros no reconocemos a la directiva que acaba de proclamarse”, remarcó.

Por su parte, la legisladora Khaline Moreno señaló que con “mañas que son típicas de la vieja política” los disidentes de Creemos respaldaron las acciones del bando de Leonardo Ayala

“Cuando nos enteramos que había una plancha con nuevos disidentes, con diputados de Comunidad Ciudadana para apoyar que un masista asuma la presidencia de la Cámara nos salimos porque no vamos a permitir que se apoye a los que nos están amenazando, cercando y dejando sin alimentos. No vamos a negociar con quienes nos tienen en el piso”, sentenció Moreno

Desde la perspectiva del senador Morón, la situación se tendrá que aclarar en una nueva convocatoria para sesionar y así oficializar quiénes son los elegidos para comandar la bancada, admitiendo también que es difícil posponer ambiciones en donde cualquier diputado quiere ocupar un espacio sin que signifique que haya renunciado a Creemos.

“Cada quien tienen su posición y sus bloques, en Creemos tenemos parlamentarios de Beni, Pando y Santa Cruz, todos se cobijan dentro de Creemos, pero pujan en un proceso electoral interno. Ahora se trata de administrar el proceso y que todos sigan dentro del partido, porque esto no es más que un proceso electoral.