El drama de una joven secuestrada a los 14 años en Bolivia: su captor la embarazó y la hizo trabajar en un taller clandestino en La Matanza

La joven víctima, hoy de 22 años, ingirió una gran cantidad de medicamentos y tuvo que ser hospitalizada. La División Trata de Personas de la PFA logró identificarla y detener a su captor

El detenido, acusado de trata de personas y explotación laboral.El detenido, acusado de trata de personas y explotación laboral.

Fuente: Infobae.com

 



Argentina.- Esta semana, la División Trata de Personas de la Policía Federal -que depende de la Superintendencia de Investigaciones Federales- rescató a una mujer de 22 años que había sido secuestrada en Bolivia en 2015, cuando tenía 14 años. En los últimos días, la joven víctima, en medio de una angustiante situación de vulnerabilidad, ingirió una importante cantidad de medicamentos y tuvo que ser internada. De esa forma, los detectives del caso lograron encontrarla y detuvieron a su captor en un domicilio en el conurbano bonaerense.

El hecho comenzó en el año 2015, cuando la joven salió del colegio al que asistía en la ciudad de La Paz, Bolivia, y nunca más regresó. Su abuela se presentó en canales de televisión pidiendo por información para encontrarla. Después se supo que un hombre, que la había seducido por redes sociales, la convenció para viajar juntos a Buenos Aires y así lo hizo. La víctima cruzó la frontera escondida en el baúl de una camioneta y se asentaron en la localidad de Villa Madero, partido de La Matanza.

Tras su desaparición, la Policía de Bolivia comenzó a investigar el caso y la buscó sin resultados.

El boletín de las autoridades bolivianas para hallar a la víctima.El boletín de las autoridades bolivianas para hallar a la víctima.

Mientras era buscada en su país, el captor identificado como Orlando Calcina Parisaca, hoy de 29 años, abusó de la menor y la embarazó. En 2016, la víctima dio a luz al hijo. Según indicaron fuentes policiales a Infobae, luego, la mujer fue encerrada por Parisaca y obligada a trabajar en un taller textil clandestino. Además, no le permitió comunicarse con su familia.

Tras siete años de cautiverio, la víctima, pocos días atrás, ingirió una gran cantidad de medicamentos que le causaron una sobredosis y tuvo que ser trasladada al Hospital Santojanni. La Policía Federal, mediante información que había suministrado la Policía de Bolivia medianteel Programa de Asistencia contra el Crimen Trasnacional Organizado (El PAacCTO), encontró que la mujer estaba allí internada.

De inmediato dieron a aviso a la Justicia e intervino el Juzgado Federal N° 9, a cargo de Luis Rodríguez, quien ordenó que los efectivos junto a un equipo de psicólogos se dirigieron al centro médico para que pudieran contener a la víctima.

La PFA en el operativo.La PFA en el operativo.

Tras llegar al hospital y entrevistarse con la mujer, fueron a detener a Parisaca en un su domicilio en la localidad bonaerense de Villa Madero. Tras su arresto, rescataron al chico de 7 años que se encontraba en la vivienda. Según informaron, el menor fue entregado en custodia provisoria a un hermano del detenido, dándose a su vez intervención al Consejo del Menor, Niñez y Familia del Departamento de La Matanza, Provincia de Buenos Aires.

Ahora Parisaca quedó detenido y acusado por el delito de trata de personas y explotación laboral. En paralelo, la Policía de Bolivia fue alertada por la detención e informaron que solicitaran a la Justicia de su país el pedido de captura internacional a Interpol por los delitos de tráfico de menores y trata de personas.

Insólitamente, según pudo descubrir Infobae, hay un número de DNI que coincide con el nombre de la víctima.