El Gobierno exige que casos de agresión a periodistas sean indagados y castigados

Afines al MAS golpearon brutalmente a un periodista de Unitel en La Guardia, otro se ensañó contra otro del mismo medio este viernes, quien fue salvado de sufrir más daños porque fue protegido por dos mujeres. Aparte de ellos, se produjeron al menos otros 13 hechos similares. La viceministra puntualizó en una entrevista con el programa «¡Qué semana!», de EL DEBER Radio, que también hubo agresiones a periodistas de medios estatales.

El jueves, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, hizo un relato de los hechos, pero solamente desde un lado, sin mencionar casos en los que los agresores fueron ciudadanos afines al MAS. En base a estos datos, se le preguntó a la viceministra cómo reconciliar a Santa Cruz con el Gobierno y la Policía, que actuó protegiendo a los grupos afines y no a la ciudadanía de cualquier bando.

La autoridad, en su respuesta, criticó la supuesta mirada de los medios de que “si son de un bando los definen como vándalos, y si son del otro son ciudadanos. Se deben buscar equilibrios, ¿por qué las organizaciones campesinas, las Bartolinas, los transportistas, los gremiales no son ciudadanos, sino afines al MAS?”. Se le aclaró que son ciudadanos afines al oficialismo.

“Un paro, una manifestación está garantizada, pero basada en el respeto de que la otra persona quiera trabajar para llevar sustento a su hogar. Se hace un bloqueo forzoso. Los cercos dependieron de las organizaciones, no puedo hablar por ellos, pero un paro violento genera esto”, agregó Alcón.

Sin embargo, advirtió que el Gobierno exige una investigación exhaustiva, “vamos a pedir que se investigue. Hubo periodistas de EL DEBER, de Unitel, de Bolivia TV, hubo un cerco también, y todo eso no está bien, pero se produce cuando se generan estos discursos de violencia”.

Se insistió con las garantías para el trabajo de la prensa en diferentes circunstancias y se le recordó que en octubre se cumplió un año del caso Las Londras, en el municipio de Guarayos, donde se registró el secuestro, la agresión de varios periodistas, campesinos y policías.

“Hemos exigido y exigiremos que haya celeridad en la investigación, se tiene que garantizar la libertad de expresión, el ejercicio periodístico, porque ustedes como periodistas reflejan lo que ocurre en el país. Nuestra solidaridad, sabemos que se han iniciado procesos de oficio, hay que exigir que esto de indague, no puede pasar esto en un Estado democrático”, agregó la viceministra.