Evo agradece a sus legisladores que no aprobaron la ley del censo y dice que «la lucha sigue»

Los “evistas”, con su fuerte en los asambleístas de la región de Trópico de Cochabamba, fueron apartados nuevamente en una decisión del partido en la Asamblea Legislativa

evo

Evo Morales. Foto: RRSS



Fuente: ANF

El expresidente del Estado y líder nacional del Movimiento Al Socialismo  (MAS), Evo Morales, agradeció a los asambleístas de su partido en las dos cámaras que no aprobaron la Ley de Aplicación de los Resultados del Censo y tildó de traidores a los que sí lo hicieron; finalmente, la norma fue aprobada en el Senado la pasada jornada y ahora espera su promulgación.

“Mi respeto y agradecimiento a diputados y senadores leales a los principios del MAS-IPSP que se negaron a pactar con Mesa y Camacho en el Legislativo pese a presiones y amenazas de los traidores que dividieron la bancada para entregar la mayoría y hegemonía a la derecha golpista”, dijo Morales a través de sus redes sociales.

La división entre legisladores del Movimiento Al Socialismo fue una constante durante todo el año, aunque en varios episodios negaron que existiera alguna fractura. Sin embargo, la aprobación de la Ley de Aplicación de los Resultados del Censo nuevamente fue el escenario para que los “evistas”, leales a Evo Morales, y los “luchistas” o “renovadores”, afines al presidente Luis Arce, se enfrenten.

Los “evistas”, con su fuerte en los asambleístas de la región de Trópico de Cochabamba, fueron apartados nuevamente en una decisión del partido en la Asamblea Legislativa.  Este bloque pretendía rechazar la norma bajo el argumento de que desautorizaría el decreto supremo del jefe de Estado, pero acrecentaría el conflicto con el departamento de Santa Cruz que exigía la ley.

“La lucha sigue hermanas y hermanos. Nuestra fortaleza está en la unidad del bloque popular que se basa en la ideología antiimperialista y principios de dignidad y solidaridad. ¡Leales siempre, traidores nunca!”, dijo el expresidente.

El jefe de bancada nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Cámara de Diputados, Andrés Flores, denunció el lunes pasado que el plan de Carlos Romero y Juan Ramón Quintana, exministros de Evo Morales, era dar continuar al conflicto de Santa Cruz para provocar más enfrentamientos y posteriormente generar un “segundo golpe de Estado”, pero esas intenciones fueron opacadas con la aprobación del proyecto de ley del censo.