Maxwell Alejandro Frost, el primer candidato de la «Generación Z» en llegar al Congreso de los Estados Unidos

Pertenece al Partido Demócrata y disputó una banca por Florida

Maxwell Alejandro Frost, primer candidato de la Generación Z en llegar al Congreso de los Estados Unidos (AP)

Maxwell Alejandro Frost, primer candidato de la Generación Z en llegar al Congreso de los Estados Unidos (AP)



Fuente: infobae.com

El demócrata Maxwell Alejandro Frost ha derrotado al republicano Calvin Wimbish por un escaño en la Cámara de Representantes de Florida, convirtiéndose en el primer miembro de la Generación Z que gana un escaño en el Congreso.

Frost, un activista de 25 años por la reforma de las armas y la justicia social, se presentó en un distrito fuertemente azul del área de Orlando, que ha sido cedido por el representante demócrata Val Demings, quien desafió al senador republicano Marco Rubio este año.

Frost es un antiguo organizador de la Marcha por Nuestras Vidas que busca leyes de control de armas más estrictas y ha destacado su oposición a las restricciones del derecho al aborto. La Generación Z se refiere generalmente a los nacidos entre finales de la década de 1990 y principios de la de 2010. Para ser miembro del Congreso, los candidatos deben tener al menos 25 años.

Wimbish es un ex boina verde del ejército de 72 años que se autodenomina candidato “cristiano, conservador y constitucionalista”.

Frost está entre al menos seis recién llegados a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en la votación del martes de Florida, ya que los republicanos tratan de aprovechar un mapa del Congreso agresivamente redibujado encabezado por el gobernador Ron DeSantis.

A raíz del censo de 2020, DeSantis había ordenado a la legislatura controlada por el Partido Republicano que adoptara un mapa ideado para maximizar las ganancias republicanas, vetando el mapa inicial respaldado por el Partido Republicano que mantenía intactos en gran medida dos escaños ocupados por miembros demócratas negros del Congreso.

Al llegar a este año electoral, los republicanos tenían 16 escaños y los demócratas representaban 11 de Florida en la Cámara. Florida gana un 28º escaño debido al crecimiento demográfico.

 

Las carreras más importantes incluyen un par de miembros titulares de la Cámara -el republicano Neal Dunn y el demócrata Al Lawson– que se enfrentan entre sí en un distrito del norte de Florida que se inclina hacia el GOP. El distrito de Lawson, de mayoría negra, fue desechado por la Legislatura liderada por los republicanos, que adoptó un mapa del Congreso impulsado por DeSantis, lo que provocó una demanda que alega gerrymandering racial inconstitucional.

Salvo derrotas de los titulares, los nuevos miembros de la Cámara provendrán de seis escaños abiertos. Estos incluyen el Distrito 13 en el condado de Pinellas, donde el demócrata Charlie Crist renunció para postularse a la gobernación, y el escaño del área de Orlando que la representante demócrata Val Demings está dejando para su campaña en el Senado.

Además, la representante demócrata Stephanie Murphy decidió no presentarse a la reelección después de que su distrito redibujado en el centro de Florida parecía inclinarse más hacia una victoria republicana. Y en el sur de Florida, la jubilación del demócrata Ted Deutch abrió el camino para un probable sucesor demócrata en el distrito 23.

Un escaño realmente abierto, en el que no había ningún titular, es el del distrito 15 en la zona de Tampa, donde se enfrentan la republicana Laurel Lee -ex secretaria de Estado de Florida- y el demócrata Alan Cohn, ex periodista de investigación. El escaño se inclina hacia el GOP.

Entre las carreras con un titular, el distrito 27 del área de Miami es el más disputado y tiene un historial de cambios entre demócratas y republicanos.

En esa carrera, la senadora estatal demócrata Annette Taddeo se enfrenta a la representante republicana de primer mandato María Elvira Salazar. Las encuestas han mostrado que la carrera es muy reñida, aunque las encuestas más amplias muestran un posible aumento del apoyo hispano al GOP en el condado de Miami-Dade, históricamente demócrata, en su conjunto.

(Con información de AP).-