Evo Morales acusa a Presidencia y Cancillería de una campaña en su contra por las aguas del Silala

En declaraciones a la radio Kawsachun Coca, el líder del MAS dijo que dentro del Gobierno «hay una masacre blanca contra los masistas y evistas».

Evo Morales acusa a Presidencia y Cancillería de una campaña en su contra por las aguas del Silala | El Deber

Fuente: El Deber



Evo Morales, líder del Movimiento al Socialismo (MAS), dijo este domingo que antes de que se supiera el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por las aguas del Silala, ya había una campaña para echarle la culpa si el resultado era contrario a los intereses de Bolivia. Apuntó a Presidencia y a Cancillería.  Además, señaló que dentro del Gobierno hay una masacre blanca “contra masistas y evistas”. Morales hizo estas declaraciones en una entrevista para la radio Kawsachun Coca.

“Antes del fallo me informaron que había una campaña, para echarle la culpa a Evo, en la Presidencia y en la Cancillería. Una campaña total..’Antes de que salga en la prensa te van a echar la culpa a vos, Evo’, me dijeron, pero yo les dije: ‘Primero escucharemos el fallo’. Pensaban que el fallo iba a ser una derrota total para Bolivia”, dijo Morales.

El expresidente también indicó que la información la recibió de personas que trabajan dentro de las instituciones del Estado. “Yo saludo a las hermanas y hermanos que nos comunican desde allí adentro. Usan otras fuentes, teléfonos de sus familiares, mensajitos de otros para comunicarme. Estoy informado. Solo quiero decirles que se cuiden, que aguanten, porque hay una masacre blanca contra los masistas y evistas”.

Horas antes, el líder cocalero también escribió en su cuenta de Twitter que “la derecha interna y los golpistas coinciden en atacarnos y acusarnos falsamente con este caso. Esperaban que el fallo sea adverso, pero sus planes fracasaron. La @CIJ_ICJ ratificó la soberanía de Bolivia sobre las aguas del Silala”.

En otro mensaje, en la misma red social, señaló que se está haciendo un uso político del fallo de la CIJ acerca de las aguas del Silala  “Lamentamos el uso político del fallo de la @CIJ_ICJ acerca de las aguas del Silala. El pueblo boliviano sabe que #Chile nos demandó en este caso. Según los documentos del juicio, prepararon la demanda con mucha anticipación. Aún así la corte rechazó los 5 puntos de su pretensión”, señaló en el mensaje.

«Choquehuanca dijo que sería fácil de ganar»

El líder masista contó, tanto en la radio Kawsachun Coca como en su cuenta de Twitter, que el actual vicepresidente, David Choquehuanca, que en su gestión de gobierno se desempeñaba como canciller, era por demás optimista de que Bolivia ganaría la demanda marítima y que incluso consideraba que iba a ser más sencillo ganar la contrademanda boliviana a Chile por las aguas del Silala.

“Faltando días para el 23 de marzo, el compañero Choquehuanca dijo: ‘Presidente, yo solo voy a estar hasta diciembre de este año. Hasta diciembre voy a dejar a Bolivia con el mar’. Algunos nos hemos reído, ¿quién le habrá metido en la cabeza que íbamos  a ganar esa batalla? En otra reunión dijo: ‘Lo de las aguas del Silala más rápido vamos a ganar. Es más fácil que el tema del mar’”, recordó Morales.

Sin embargo, el líder masista reconoció el aporte de Choquehuanca en la agenda de 13 puntos que se estableció con el gobierno de Michelle Bachelet  en 2009 y en la que incluía el pago de 17.000 dólares por día por el consumo del 50% de las aguas del Silala, por parte del gobierno chileno. Recordó que esto fue rechazado por el Comité Cívico de Potosí.

Los dirigentes del comité cívico de Potosí deben recordar que públicamente su expresidente Celestino Condori rechazó un acuerdo de compensación por el uso de esas aguas, que era parte de los 13 puntos que había consensuado nuestro hermano excanciller @LaramaDavid”, manifestó.

 

El jueves 1 de diciembre, la CIJ en La Haya determinó que Bolivia y Chile están de acuerdo en que el Silala es un río de curso internacional, por lo que no puede pronunciarse sobre el fondo del asunto y que los dos países tienen derecho al uso de sus aguas en el marco del derecho.