Hay tres invasiones violentas de tierras en cinco días y sin sanciones



Fuente: El Deber
Juan Carlos Fortún

 

La violencia ha recrudecido. Hay tres propiedades avasalladas en los departamentos de Santa Cruz y Pando en los últimos cinco días. Un fallecido y varios heridos es el registro de estas violentas jornadas en las cuales aún no se han registrado aprehendidos ni acciones decididas por parte de Policía Boliviana.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, pidió investigar y sancionar estas acciones, al considerar que puede haber gente que vive del tráfico de tierras.

Ayer por la mañana, los propietarios del Centro Turístico Kim, ubicado detrás de la refinería de Palmasola, denunciaron que dos de sus trabajadores fueron atacados por avasalladores que tomaron parte de estos predios el 21 de octubre, una noche antes que se inicie el paro indefinido.

La agresión ocurrió cuando los trabajadores estaban desayunando y, al percatarse de que los avasalladores de estos terrenos ingresaron maquinaria de manera ilegal, fueron a documentar el hecho.

Esto molestó a estas personas que agredieron a uno de los trabajadores, provocándole una herida en la cabeza, y al otro lo secuestraron, pero fue liberado dos horas después. El agredido sentó la denuncia en la Policía, pero hasta el momento no hubo acciones policiales y menos aún personas arrestadas por las invasiones y agresiones.

“Tuvo que hacerse viral la noticia en las redes sociales para que venga la Policía y mi trabajador aparezca caminando en medio de los avasalladores”, dijo Sun Chel Kim, hermano de la propietaria de estos predios, que además criticó la inacción policial desde que estas personas llegaron hasta el predio, levantando viviendas y abriendo caminos.

EL DEBER realizó una visita a este lugar donde pudo comprobar que las personas denunciadas por la familia Kim se encuentran trabajando a unos 200 metros de la vivienda de los propietarios, por ello es que estos constantemente son amedrentados, denunciaron.

Este terreno acoge varios acuíferos y al realizar estos trabajos con maquinaria, los cuerpos de agua corren un gran riesgo. “Entran con topógrafos y maquinaria pesada, hacen lo que quieren. La Gobernación ya informó que se está realizando un daño ambiental y estas personas, a pesar de que existe un informe técnico, continúan atentando contra el patrimonio natural del departamento”.

Vence el plazo en Guarayos

Este lunes vence el plazo de 48 horas, determinado por la Central Interétnica Ascensión (CIEA), para que los avasalladores que ingresaron a una propiedad ubicada a 80 kilómetros de Ascensión de Guarayos, abandonen este predio de forma pacífica de lo contrario se utilizará la fuerza.

Para hoy también está prevista la llegada de 10 asambleístas departamentales para que realicen una inspección ocular del predio avasallado, ubicado en la zona de Cerro Chico.

La madrugada del jueves, más de 100 personas ingresaron a la propiedad Las Parabas y quemaron el campamento de tres galpones, un tractor y una oruga que había sido alquilada a un menonita. En primera instancia, se reportó la desaparición de siete personas, pero al poco tiempo aparecieron y se informó que los mismos se habían resguardado en una propiedad vecina.

La Policía realizó dos patrullajes en el lugar, el primero preventivo y el segundo para recolectar evidencias. Según el informe de las autoridades policiales, no se encontró en el lugar a ninguna persona ajena, pero sí se constató que hubo destrozos en la maquinaria y otros bienes.

Policía no ingresa

En Pando, las personas que ingresaron, la madrugada del viernes, con rifles de salón a la barraca San Miguel permanecen en el lugar y han levantado un puesto de control para evitar que los zafreros ingresen a trabajar en estos predios, informaron medios de la zona.

Producto de esta toma, se reportó el fallecimiento de una persona, de ocupación zafrero, que trabajaba en la mencionada propiedad. Según los reportes que llegan del departamento pandino, hay en el lugar solo 15 policías, pero hasta la fecha no han ingresado al predio.