Ya son 160 los palestinos muertos en choques con el Ejército de Israel

Un palestino de 22 años murió hoy por disparos recibidos en enfrentamientos armados con tropas israelíes en el campo de refugiados de Dheisheh, en Belén, Cisjordania.

Operativo militar israelí en Yenin, Cisjordania ocupada. Operativo militar israelí en Yenin, Cisjordania ocupada. (Archivo).

Fuente: dw.com



El hombre fallecido por disparos en el pecho responde al nombre de Omar Mana, de 22 años, según el Ministerio de Sanidad palestino, quién también informó este lunes (5.12.2022) de otros seis heridos. Cisjordania vive su año más mortífero desde 2006 con 160 palestinos muertos en incidentes violentos con Israel.

«El Ejército de la ocupación asaltó el campamento y allanó varias casas, como resultado de lo cual estallaron enfrentamientos en los que los soldados dispararon balas reales, gas y bombas de sonido, provocando la muerte del joven», indicó la agencia oficial palestina Wafa.

El Ejército israelí informó por su parte, que sus agentes entraron al campo para detener a «tres sospechosos afiliados a la organización terrorista Frente Popular para la Liberación de Palestina», quienes arrojaron «piedras, cócteles molotov y explosivos a las fuerzas, que respondieron con fuego real».

El comité de facciones palestinas de la gobernación de Belén declaró hoy una huelga general para asistir al funeral de Mana; mientras que el primer ministro palestino, Mohamed Stayeh, acusó a Israel de seguir cometiendo crímenes contra el pueblo palestino «aprovechando la impunidad que le brinda el desequilibrio de estándares en el derecho internacional y la ausencia de disuasión».

Además, el Ejército israelí llevó a cabo en la madrugada redadas en varios puntos, en las que detuvo en Yenín a Yahya Saadi, hijo de Basem Saadi, el líder de la Yihad Islámica Palesina (YIP) en Cisjordania cuyo arresto en verano provocó la escalada de tres días en Gaza en la que murieron 50 palestinos.

«Los soldados operaron en Yenín para confiscar municiones y detener a Yahya Saadi, un alto miembro de la organización terrorista YIP, sospechoso de estar involucrado en actividades terroristas», confirmó un portavoz militar, quien informó sobre la detención de otros cinco palestinos en toda Cisjordania. Saadi padre sigue detenido acusado de varios cargos por terrorismo por su pertenencia a la YIP, considerada grupo terrorista por Israel, EE. UU. y la UE.

Soldados israelíes en Hebr¡on, Cisjordania. Soldados israelíes en Hebr¡on, sur de Cisjordania.

El fin de semana, las milicias que operan en Gaza, entre ellas la YIP, lanzaron varios cohetes hacia Israel en respuesta a la muerte de dos miembros de grupo en incursiones militares israelíes en Cisjordania la semana pasada, cuando once palestinos fallecieron en episodios violentos con Israel.

Las incursiones se producen en un contexto de alta tensión en Israel y Cisjordania, donde se vive el año más violento desde 2006, con 160 palestinos muertos en sucesos violentos con la otra parte -muchos milicianos, pero también civiles y menores-, según el recuento del Ministerio de Sanidad palestino; mientras que del lado israelí 29 personas perdieron la vida, 21 de ellas civiles.

Las autoridades israelíes dicen haber detenido a unos 3.000 palestinos «sospechosos de terrorismo», frustrado más de 500 ataques y se han incautado de unas 250 armas, en lo que va de año.

La violencia se disparó a finales de marzo cuando varios ataques mortales cometidos por palestinos y árabe-israelíes hicieron que Israel respondiera con su operación «Romper la ola», que consiste en redadas militares casi cotidianas en Cisjordania, que a menudo desembocan en enfrentamientos con grupos palestinos armados, sobre todo en la región de Yenín y Nablus.

CP (efe, rtr)