Una larga fila de camiones con carga boliviana recorre varios kilómetros de la frontera de Tambo Quemado, donde transportistas bolivianos iniciaron este martes un bloqueo exigiendo más personal y ampliación de horarios para acelerar el tránsito por ese sector.

El conflicto social con bloqueos en carreteras en Perú obligó a muchos transportistas de carga internacional a “volcarse” a la frontera con Chile como alternativa.

Sin embargo, ese sector colapsó por falta de personal y horarios cortos en las aduanas, y generó un nuevo drama para el transporte internacional.

“Tenemos ahora otro problema, Tambo Quemado amaneció bloqueado por falta de personal y de horarios. El 50% de las unidades se han volcado a puertos chilenos”, dijo Pedro Quispe, dirigente del gremio.

Quispe indicó que las aduanas de ambos países atienden diariamente hasta las 17.00 y ellos solicitan que ese horario se amplíe hasta las 21.00 para agilizar el paso de los camiones.

Drama

Víctor Olivera, un chofer que se encuentra en la fila en Tambo Quemado, dijo que la situación es insoportable.

Pidió que las autoridades gestionen una ampliación de horarios e incremento de personal en ambas aduanas.

“Por la vía a Perú no pueden ingresar ni salir con la carga, a raíz de esto muchos se están volcando a este lado (Tambo Quemado) para llevar la mercadería y esto está colapsando, las filas son interminables”, dijo.

En redes sociales circula un video donde los choferes muestran el drama que están viviendo ahora también en la frontera con Chile.

Además, advierten que no dejarán ingresar ningún tipo de vehículo hasta que los atiendan.

“Pedimos una mayor cantidad de funcionarios públicos en el hito para que nos atiendan y que amplíen el horario en la frontera de Chungará, estamos tres días sin poder pasar”, acotó Olivera.

El dirigente dijo que su sector es uno de los más perjudicados en los últimos años debido a los conflictos sociales, pues los bloqueos en el país y en las naciones vecinas terminan afectándolos.

“El transporte internacional es el que más ha sido apaleado, sufrimos mucho en el tema de bloqueos, no sé dónde vamos a llegar, estamos cansados”.

Lea más: Viceministro confirma que 800 camiones bolivianos están parados en territorio peruano

Asimismo, contó que en el lugar, además del intenso frío, sufren porque no hay condiciones higiénicas, la alimentación es precaria y se sienten olvidados por las autoridades.

“El transporte pesado internacional es el que más sufre, no hay autoridad que nos haga respetar y que haya libre tránsito para que podamos transportar nuestras cargas”, remarcó.

Frontera de Perú

No es el único drama para el transporte internacional, pues el conflicto de más de 20 días en Perú tiene a más de 800 unidades varadas en la frontera con Desaguadero.

La situación en el sector se ha complicado más por la intransigencia de los bloqueadores que incluso amenazan con quemar los vehículos que intenten cruzar la frontera de uno u otro lado.

El viceministro de Transporte, Wilfredo Gutiérrez, dijo que el Gobierno llevará ayuda humanitaria a ese sector, pero pidió a sus pares peruanos garantías para los choferes bolivianos.

“Nos preocupa que tomen represalias, quemaron las instalaciones de control y amenazaron que, si siguen insistiendo en querer que las movilidades varadas pasen a Bolivia, las van a quemar”, dijo.

En Perú, tras una tregua por las fiestas de fin de año, los bloqueos en las fronteras se reactivaron el 4 de enero y hay más de 500 camiones bolivianos que están parados.

Movilizaciones exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte.

La mandataria asumió el cargo tras la destitución del expresidente Pedro Castillo, quien permanece detenido tras un supuesto intento de “autogolpe”.