Ecuador protege otras 65.000 hectáreas de bosques nativos

La iniciativa de conservación es auspiciada por la cooperación alemana y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Cascada Pailón del Diablo, provincia de Tungurahua, Andes Ecuatorianos.Imagen: Al Carrera/Zoonar/picture alliance

El gobierno de Ecuador anunció el miércoles la incorporación de 65.000 hectáreas de bosques nativos a una iniciativa de conservación auspiciada por la cooperación alemana y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).



El área protegida, que forma parte del Proyecto Socio Bosque II, está bajo custodia de las comunidades Mashientzi y Tinkias, de la etnia achuar, en la provincia amazónica de Napo, precisó el Ministerio de Ambiente en un comunicado.

El proyecto supuso la entrega de un incentivo por conservación para las dos comunidades que asciende a 158.000 dólares, capital que, según el Ministerio, beneficiará a más 500 habitantes de la zona.

El proyecto busca mejorar las condiciones de vida de las comunidades amazónicas, a las que se les brindará servicios básicos y promoverá el desarrollo de «bioemprendimientos» para impulsar la economía local, agregó la fuente.

Buscan proteger 1,9 millones de hectáreas

El ministro de Ambiente, José Dávalos, aseguró que con este proyecto el gobierno de Ecuador reafirma el compromiso de «tomar medidas para mitigar el cambio climático, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la deforestación», lo que contribuye a preservar las fuentes hídricas y cuidar la naturaleza.

Ecuador, Mindo | Mindo River
Vista del río Mindó. El programa Proyecto Socio Bosque es una estrategia nacional de conservación de bosques nativos, páramos y otras formaciones vegetales autóctonas de Ecuador.Imagen: Wolfgang Kaehler/Avalon/picture alliance

«Este proyecto tiene metas ambiciosas para el futuro y, hasta el año 2025, tenemos la proyección de conservar alrededor de 1,9 millones de hectáreas» de bosques, sostuvo el ministro.

De su lado, la directora del Programa Amazonía de la fundación Conservación Internacional, Carolina Rosero, destacó «los esfuerzos de los pueblos indígenas y las comunidades locales» que se convierten con este tipo de iniciativas en «los mejores aliados del mundo para la conservación».

La presidenta de la comunidad achuar de Mashientz, Teresa Chiriapa, dijo estar feliz por «alcanzar este sueño» de proteger el hogar de sus ancestros, el cual les brinda el sustento para sus familias, «a través de los bosques y la selva».

El programa Proyecto Socio Bosque es una estrategia nacional de conservación de bosques nativos, páramos y otras formaciones vegetales autóctonas de Ecuador, que actualmente abarca 77 ecosistemas a escala nacional, según refirió el Ministerio de Ambiente.

jc (efe, El Universo)